[RESEÑA] The Walking Dead: Segunda Temporada

La tristemente desaparecida Telltale Games nos dejó una increíble batería de buenas historias, entre las que destaca, sin lugar a dudas, la saga The Walking Dead. Aunque el estudio californiano contaba con amplia experiencia en el género de las aventuras gráficas, la primera temporada de su serie The Walking Dead -compuesta por cuatro temporadas- sorprendió a la práctica totalidad de la comunidad. A pesar de que las traducciones al español se realizasen de forma ‘amateur‘, el primer título, en formato episódico, dio una vuelta de tuerca al género -aunque no es una aventura gráfica como tal-, al estudio y al universo de The Walking Dead.

Clementine, Lee o Kenny fueron, y son, personajes tremendamente bien construidos que, junto a un final abierto, provocaron que el público pidiese más y más The Walking Dead. Y así llegó, entre otros títulos de Telltale, esta segunda temporada de la serie a través de cinco capítulos que se encuentran a la altura de los de la primera.

Telltale, sobre todo antes de su desaparición, llegó a recibir una gran cantidad de críticas acerca de su sistema de decisiones. La prensa y el público comenzó a lanzar acusaciones a la desarrolladora, en las que afirmaban que las decisiones tomadas en sus juegos -entre ellos The Walking Dead- no modificaban, sustancialmente, el desenlace de cada título. Y es cierto, aunque no me parece criticable. Es evidente que hay decisiones que sí afectan de una forma u otra, pero todos los juegos de Telltale siguen un guión -como es evidente- del que se desvían muy poco. Aún así, como digo, sí que hay decisiones trascendentales, las cuales nos llevarán a acciones más racionales o temperamentales.

Esta reseña va a ser muy cortita, ya que la segunda temporada de The Walking Dead apenas tiene cambios importantes con respecto a la anterior u otros títulos de Telltale. Destacar, de forma negativa a nivel técnico, que sigue acusando los mismos problemas de rendimiento en sistemas como PS3 o Xbox 360, así como una traducción amateur al español.

Obviando lo anterior, que no nos supondrá mayor problema, lo importante de esta segunda temporada es, por supuesto, la historia que se nos cuenta. Ya no es Lee el protagonista de la misma -si es que alguna vez lo fue-, sino Clementine. Una Clementine cada vez más adulta, obligada por las circunstancias que le rodean y a cuyo paulatino crecimiento asistimos, casi, en primera persona.

Este es el mayor privilegio del título, que es una lección a muchos niveles. Por un lado, y más en estos tiempos oscuros en los que estoy escribiendo la reseña, nos enseña a valorar la familia y la amistad, dando importancia a la unidad para “combatir” situaciones adversas. Por otro lado, nos muestra también la crudeza de la naturaleza en su sentido más amplio, para que no nos relajemos en ningún momento y hagamos un continuo examen de conciencia sobre aquello que nos rodea. Y, por último, como ocurre en otros de Telltale, deja en evidencia que nuestras decisiones, sean las que sean, nunca van a ser al gusto de todos, a la par que nos enseña que las mismas han de ser meditadas y no tomarse a la ligera, incluso en situaciones límite.

La segunda temporada de The Walking Dead, de Telltale, es un título que os recomiendo a todos, y todas, aquellos que hayáis jugado y disfrutado del anterior título. Es absolutamente imprescindible haber jugado a la primera temporada, pues esta es una continuación directa que no se comprende sin la anterior.

[9]

Puedes seguir a SCUMM Pub en:

Facebook – https://www.facebook.com/SCUMMpub/
Instagram – https://www.instagram.com/scummpub/
Twitter – https://twitter.com/emgonfer
Flickrhttps://www.flickr.com/photos/184935445@N08/

[COMPRA] Marzo ’20

Marzo está siendo, para la gran mayoría del mundo, uno de los momentos más oscuros de nuestra historia reciente, por no decir el que más. La magnitud que ha alcanzado la expansión del coronavirus (COVID-19) y sus consecuencias nos ha obligado a guardar cuarentena en casa durante un tiempo, por el momento, indeterminado a un gran número de países.

Sin embargo, en España, esta cuarentena estricta no se decretó hasta el 15 de marzo, por lo que por esa fecha yo ya había realizado alguna que otra compra en formato físico. Aclaro esto porque, a título personal, estoy en contra de realizar compras de videojuegos en formato físico durante la cuarentena y la dramática situación que se está viviendo en países como España e Italia. No quiero exponer a empleados y repartidores al virus por un videojuego, por lo que las compras que realice durante este periodo las haré en formato digital, muy a mi pesar. Por supuesto, cada cual es libre de hacer lo que quiera, y la economía ha de moverse, pero yo pretendo operar de esta forma mientras el riesgo sea tan alto, con más de 4000 fallecidos en mi país a fecha de esta entrada.

Dejando a un lado esta cuestión, que espero pase cuanto antes para que todo vuelva a la normalidad, las compras físicas del mes de marzo han tenido dos motivaciones muy marcadas. Por un lado, títulos que tenía muchísimas ganas de tener en una plataforma determinada: Nintendo Switch. Y, por otro, títulos que encontré a buen precio y a los que llevaba tiempo siguiendo la pista.

Para Switch compré, de lanzamiento, Two Point Hospital en XtraLife por 33,90€. Desde que salió en PC, hace ya un tiempo, me llamó muchísimo la atención al estar inspirado en el clásico Theme Hospital (Bullfrog Productions, 1997). Es cierto que, quizá, el PC sea la mejor plataforma para jugarlo, pero estar en la cama con la Switch jugando a este tipo de videojuegos me encanta.

Del mismo estilo que el anterior, y también para Switch, compré Cities Skylines en Amazon España por 39,95€ nuevo. No es la mejor versión del juego, lo sé, he visto comparativas en YouTube y la diferencia es muy notable, además que el control no resulta tan intuitivo como en PC, pero poder jugarlo tirado en la cama o llevármelo a cualquier parte -cuando pase esta maldita cuarentena- fueron los puntos que valoré para hacerme con él.

Respecto a The Long Dark, lo compré nuevo, para PS4, por 9€ en Cash Converters. Tengo a un colega muy viciado a este juego, y en su día lo probé levemente en PC, pero no estaba terminado. Lo poco que vi me llamó mucho la atención, y el concepto de juego también, por lo que a este precio no me lo pensé un momento. Será de los próximos que juegue.

Para terminar las compras físicas, destacar MudRunner: American Wilds Edition, que compré de segunda mano por 12€ en Cex. Muchísimas ganas le tenía gracias a los vídeos que he visto sobre este juego en YouTube. Lo he probado un poco y es endiabladamente complicado a veces pero, por ahora, me gusta.

Y, ya sí, en último lugar, la compra digital, realizada hace apenas dos días, y que ya ha tenido lugar durante la cuarentena. Se trata de Train Sim World 2020: Deluxe Edition para PS4, que compré por 24,99€. Hace años, pero muchos años, jugué en PC a un simulador de trenes, pero no recuerdo bien el nombre. El caso es que me gustó, y me ha parecido esta una buena oportunidad para rememorar aquellos viejos -y buenos- tiempos.

La compra digital, como os digo, va a ser la que realizaré mientras dure la cuarentena. Al menos bajo estos parámetros. No me gustaría exponer al repartidor o a mí mismo por un videojuego por lo que, durante este tiempo, todo serán compras digitales, si es que son precisas, claro. Imagino que, prácticamente, todas las personas que me leéis estaréis pasando por una situación similar. Desde aquí os quiero mandar mucho ánimo, paciencia, que tengáis mucha precaución y, por supuesto, un fuerte abrazo.

Puedes seguir a SCUMM Pub en:

Facebook – https://www.facebook.com/SCUMMpub/
Instagram – https://www.instagram.com/scummpub/
Twitter – https://twitter.com/emgonfer
Flickrhttps://www.flickr.com/photos/184935445@N08/

[RESEÑA] Call of Duty: Modern Warfare (2019)

La serie Call of Duty, en cualquiera de sus sagas, ha causado entre el público general una montaña rusa de opiniones y sensaciones que, en los últimos años, parecía estar en clara caída libre, a pesar del lanzamiento de títulos tan notables como Call of Duty: Advanced Warfare (Sledgehammer Games, 2014) o Call of Duty: Infinite Warfare (Infinity Ward, 2016). Todo ello tiene su razón de ser, dado que las desarrolladoras, muchas veces apretadas por las distribuidoras, no han hecho su trabajo todo lo bien que deberían haberlo hecho.

Pero lo cortés no quita lo valiente. A pesar de la mala prensa, en muchas ocasiones a través de sujetos ávidos de reconocimiento, hemos de reconocer que la serie Call of Duty nos ha dejado grandes momentos en la industria, que supuso un antes y un después a todos los efectos, y que nos ha regalado una serie de títulos difícilmente repetibles, como Call of Duty, Call of Duty 2, Call of Duty: Modern Warfare o los mencionados al inicio del texto. Precisamente, fue Modern Warfare en 2007 el que inició una era irrepetible que elevó, por segunda vez en la historia, al FPS al Olimpo de la industria durante, prácticamente, una década.

La sombra de Modern Warfare es alargada, demasiado alargada de hecho. De ella han comido, y siguen comiendo, distribuidoras y desarrolladoras, así como multitud de plagiadores que han intentando, desde entonces, subirse a un carro que ya avanzaba a media velocidad. Eso es algo que tanto Activision como Infinity Ward saben más que de sobra, los primeros porque de números saben un rato, y los segundos porque su demostrada experiencia guía sus pasos. La serie Modern Warfare estaba quemada y enterrada, sobre todo tras el cuestionable Call of Duty: Modern Warfare 3 (2011). Había que pasar página y se pasó, con unos brillantísimos Advanced Warfare e Infinite Warfare, que no llegaron a cuajar en el público. En la escena habían entrado ya otros actores que comenzaron a comerle la tostada a la serie Call of Duty, y ni siquiera los desesperados intentos de romper su, otrora, nicho con Black Ops 4 (Treyarch, 2018) fueron suficientes.

Había que volver al origen, y no precisamente a la Segunda Guerra Mundial, sino a Modern Warfare. Había que volver a hacer historia de nuevo, pegar un “pelotazo” como el de 2007 y dar un golpe encima de la mesa. El trailer ya era toda una declaración de intenciones, con el Capitán Price y demás elementos ‘fan service’ en el mismo. Parecía que Activision e Infinity Ward iban a volver a hacerlo: sin duda, tenían todo el viento a favor.

Un estreno por todo lo alto en el último tramo de 2019, añadido a una buena acogida por parte de los medios especializados, así como, todo hay que decirlo, buenas iniciativas al respecto del multijugador, hicieron que una parte del público recuperase la fe. Momentáneamente. Al menos en mi caso.

No soy, mucho, de jugar online, no es lo mío porque ni soy hábil en títulos de este tipo ni tengo, por desgracia, tiempo real para dedicarle: no puedo estar 2 horas seguidas jugando porque tengo a personas que dependen de mí, y eso hace que no pueda siquiera aventurarme a ello. Sí que lo hago, como siempre he hecho, en títulos como Age of Empires II y tal, pero no salgo de ahí. Digo esto porque voy a valorar Call of Duty: Modern Warfare (2019) únicamente conforme a su campaña, y no voy a entrar a valorar el multijugador en ningún caso.

Muchos pensaréis que es absurdo, que no tiene sentido otorgar una puntuación o valoración conforme a una parte -puede que pequeña- del juego, etc. Y es cierto, pero es lo mismo que he hecho con todos aquellos Call of Duty que he jugado, por que considero que muchos de ellos tienen campañas increíbles, en la cima del género: Call of Duty, Call of Duty 2, Call of Duty: Modern Warfare, Call of Duty: Advanced Warfare, Call of Duty: Infinite Warfare o Call of Duty: WW2, por ejemplo.

Lo cierto es que, siendo sinceros, este nuevo Modern Warfare de 2019 comienza de una forma increíble, con una jugabilidad que me parece brutal en lo que al género se refiere. El ritmo es trepidante, prácticamente, desde el primer minuto. Técnicamente, en una PS4 estándar, se ve increíble y llama mucho la atención, tanto por sus escenarios como por el diseño de las armas o el movimiento de los personajes. El problema de esta inmersión, casi total gracias al apartado técnico, viene de la mano del doblaje al castellano, que es una de las mayores basuras que he tenido la, mala, suerte de comprobar. A destacar, de forma negativa, el del personaje de Kate Laswell por parte de una Najwa Nimri, cuyo trabajo parece haber sido realizado tras un colocón muy, pero que muy, malo.

Además, la trama que parece interesante en los primeros compases se tuerce de forma absurda al introducir una descaradísima propaganda anti rusa. Lo cual puede, o no, ser cuestionable, en función del perfil sociopolíticio de cada jugador.

Lo que sí acusa una tremenda gravedad es la extraña, y descarada, analogía que realiza Infinity Ward entre Siria y Palestina, pareciendo justificar, en muchas ocasiones, la realización de actos terroristas por parte del ficticio pueblo de Urzikstan; claramente inspirado por los ejemplos anteriores. Es decir, Infinity Ward no sabe donde “poner el huevo” con este nuevo Modern Warfare, pues por un lado realiza una feroz e insultante crítica hacia Rusia y su intervención en Siria, pero por otro justifica actos terroristas contra “fuerzas de ocupación” muy similares a los que cometen los terroristas palestinos en Israel -que, recordemos, es aliado indiscutible de Estados Unidos-.

Es un título que, en cuanto al enfoque de la trama, no va a gustar a nadie. Nadie se va a sentir plenamente cómodo jugando a Modern Warfare viendo lo que aparece en pantalla, cuyas barbaridades van ‘in crescendo’ a lo largo de la historia. Además, lo que justifica, y esto es a título personal, me parece denunciable, a la par que se pega un tiro en el pie respecto a un cierto sector del público. Las historias de rusos malvados -que, evidentemente, los hay, como en todos los países- ya quedaron atrás con la caída de la URSS en 1991 y las películas clásicas de 007. Por ello, este Modern Warfare de 2019 parece más un intento, desesperado, de desprestigiar al otro “bloque” (China, Rusia) del escenario geopolítico, a través de propaganda pura y dura, que la intención de ofrecer al jugador/a una buena historia o una perspectiva objetiva del panorama internacional.

Considero, y esto es a título personal, que en el mundo existen, por desgracia, suficientes ejemplos que denunciar en un videojuego de estas características. No hace falta volver a postulados de la época de Reagan para alienar al público en un espectro que no termina ni por aclararse a sí mismo.

[7]

Puedes seguir a SCUMM Pub en:

Facebook – https://www.facebook.com/SCUMMpub/
Instagram – https://www.instagram.com/scummpub/
Twitter – https://twitter.com/emgonfer
Flickrhttps://www.flickr.com/photos/184935445@N08/

[RESEÑA] Vampyr

Cuando Vampyr salió al mercado, un amigo -tremendamente leído en este tipo de cuestiones vampíricas- me advirtió que, quizá, no era aquello que tanto él como yo esperábamos del juego. Aunque este colega, ya os digo, se ha cultivado considerablemente más que yo en todo el universo de Mundo de Tinieblas, yo también tenía cierto interés en el juego, esperando que me hiciese rememorar aquellas excéntricas y largas partidas a Vampiro: la Mascarada (White Wolf, 1991).

Guardo un buen recuerdo de Vampire: the Masquerade Redemption (Nihilistic Software, 2000), así como de Vampire The Masquerade: Bloodlines (Troika Games, 2004), este último con un nivel de detalle y dificultad que, en su momento, me pareció incluso abrumador. Y, aunque a muchos les va a chocar o van a diferir al respecto, Vampyr me parece que refleja bastante mejor el lore de Mundo de Tinieblas que he mencionado anteriormente, aunque no se trate de un título canónico.

Esto puede ser debido, en cierto modo, a que el avance tecnológico y económico de la industria del videojuego ha crecido considerablemente desde 2004, año del último lanzamiento de un juego acerca de este universo vampírico. Pero, lo cierto es que, tras haber exprimido Vampyr, te das cuenta que no se trata tanto de desarrollo en sí como elementos relativos al guión, puesta en escena y ‘tempos’ bien medidos. No estoy tirando por tierra, ni mucho menos, los títulos canónicos de Vampiro, ya que me parece que marcaron un antes y un después. De hecho, Vampyr es un desastre técnico casi insultante -en consolas-, igual que en su día lo fue Bloodlines. Lo que quería decir, es que Vampyr, a su manera, tiene mejor “explotado” todo este universo, dado que no da ningún conocimiento por hecho, pero tampoco lleva al jugador constantemente de la mano.

Dontnod Entertainment es un estudio que sabe lo que hace, en su haber están juegos del calibre de Life is Strange o Remember Me, este último un tapado que merece -mucho- la pena jugar. Esa fue una de las razones para que confiase en Vampyr, a pesar de que colegas ya me advirtieron acerca del mismo. Hay a quien no le convence, demasiado, el universo que muestra Vampyr, aunque a mí me parece que refleja muy bien la atmósfera de películas/novelas como Entrevista con el Vampiro, o del ya mencionado Mundo de Tinieblas.

Al margen de ello, y aunque no suelo comentar por aquí cuestiones técnicas acerca de videojuegos -básicamente porque no soy un experto-, lo primero que nos puede llamar la atención en Vampyr, en todas las plataformas, es su pésimo rendimiento, que lastra irremediablemente la experiencia global del juego.

Al margen quedan, por desgracia, la gran ambientación, el interesante guión, el estudio que se encuentra detrás del juego o la banda sonora: puro papel mojado. El rendimiento de Vampyr revienta, literalmente, la jugabilidad y el ritmo de la misma. Es cierto que al inicio no se acusa en exceso; el mapa está limitado, se desarrolla en escenarios más pequeños, nuestro protagonista tiene menos habilidades, etc. Pero en el momento en el que el juego comienza a hacerse “grande”, comienzan los problemas de rendimiento. Estos problemas llegan a tal punto de iniciar un tiempo de carga en pleno combate, paralizándolo y dejándonos a merced de los enemigos, con la más que probable muerte de nuestro personaje.

Sin lugar a dudas, el pobre rendimiento de Vampyr es un lastre para el propio juego, para Dontnod Entertainment y para el jugador. Pero, por otro lado, también tiene múltiples bondades que creo que han de reflejarse. Voy a pasar, un poco, de aspectos clásicos a comentar en estos apartados, como técnico -que no es gran cosa-, el sonoro -sin doblar al español-, o la jugabilidad -es un ARPG interesante-.

Me voy a centrar en recalcar que se trata de un videojuego con una increíble ambientación del Londres de principios del siglo XX, concretamente el de 1918. En los estertores de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), se desató en el mundo una pandemia de gripe H1N1 que, en su momento, se denominó como “Gripe Española”, la cual dejó un número aproximado de 50 millones de víctimas, que tendrían que sumarse a las víctimas de la guerra: un auténtico desastre.

Todo ello, no solo los barrios de la ciudad de Londres, sino también el ánimo general de la población, queda reflejado a la perfección en Vampyr: un título melancólico, en una situación extrema para todo el mundo y en el que nuestro protagonista, el Dr. Jonathan Reid, observa como toda su vida se destruye a causa de la pandemia. En este sentido, Vampyr es muy potente, logra una gran cantidad de sensaciones en el jugador que muchos videojuegos no pueden llegar a hacerlo. Esa es la gran baza del juego: contar una increíble ambientación, un gran guión, una muy buena banda sonora, documentación histórica y sistema de habilidades interesante. Que se empaña, a medias, con un rendimiento bajo en cualquiera de sus plataformas, algunos personajes poco trabajados -los menos- y un escenario que podría haber sido algo mayor, pero que cumple notablemente.

[7]

Puedes seguir a SCUMM Pub en:

Facebook – https://www.facebook.com/SCUMMpub/
Instagram – https://www.instagram.com/scummpub/
Twitter – https://twitter.com/emgonfer
Flickrhttps://www.flickr.com/photos/184935445@N08/

Diez títulos que jugar durante la cuarentena por COVID-19

Aunque pueda sonar frívolo, e incluso un titular incendiario orienta a recibir visitas, no lo es en absoluto. Mis dos principales objetivos acerca de este texto se centran en haceros la cuarentena más liviana a través de estas recomendaciones y, a su vez, que se tome conciencia acerca de la gravedad del asunto. Gravedad que no será tal si todos seguimos las indicaciones del Ministerio de Sanidad -en España- y de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es decir, que nos quedemos en casa, que nos lavemos muy bien las manos, que mantengamos una distancia de seguridad de dos metros con las personas y, sobre todo, que no visitemos o tengamos contacto con población de riesgo -personas mayores, hipertensas, diabéticas, entre otras-.

Home Arcade (Big Blue Bubble, 2017).

De acuerdo con ello, me gustaría recomendaros estos juegos porque tratan sobre pandemias -o similares- y, quizá, la crudeza que se muestra en los mismos os haga reflexionar a la hora de salir a la calle o poner en riesgo a otras personas -así como el sistema sanitario del país, la economía y los puestos de trabajo del mismo-. Es importante tomarse esto en serio y no como un juego, a pesar de que lo que os recomiendo son videojuegos. Observar las muertes, el colapso, la pérdida de seres queridos y, en definitiva, el sufrimiento que se puede mostrar en los mismos creo que es necesario para concienciarnos, de forma cauta, ante este fenómeno.

El miedo, al fin y al cabo, debería llevarnos a quedarnos en casa encerrados jugando a estos juegos, o viendo películas y series, leyendo libros, o lo que más nos guste. Lo importantes es tomarlo en serio, y si no os da miedo, que os lo dé.

1- The Last of Us (Naughty Dog, 2013)

Más cercano a un juego de zombis, aunque sin llegar a serlo por completo. Es uno de los títulos estrella de PS3 y PS4, y uno de los más alabados de Naughty Dog. No lo considero el mejor de esta desarrolladora, pero sí que me parece un título impresionante.

Es importante jugarlo, en este contexto, porque el juego muestra muy bien la crudeza de una sociedad colapsada por una pandemia -en el caso de TLOU, mucho peor-. Se tratan asuntos como la soledad, la pérdida de seres queridos, el desabastecimiento, la inseguridad y el colapso social. Deberíais haberlo jugado, ya, hace años, pero ahora es un gran momento.

Plataformas: PS3, PS4.

2- The Walking Dead (Telltale Games, 2012)

Basado en los cómics y en la exitosa serie de AMC. Fue el título que catapultó a Telltale a la fama -a pesar de llevar alguno que otro en su haber-, y de forma completamente justificada. Una aventura gráfica cruda, en la que la toma de decisiones parece marcar un antes y un después en la evolución de la misma.

De nuevo se tratan en el juego la pérdida de seres queridos, el colapso socioeconómico, un mundo post-apocalíptico y el desabastecimiento. Las decisiones, aunque a veces no parecen influir demasiado, son duras de tomar en el juego, así que extremad la precaución durante esta cuarentena para que, ojalá, no tengáis nunca que tomar decisiones así.

Plataformas: PC, Android, iOS, Xbox 360, Xbox One, PS Vita, PS3, PS4.

3- Plague Inc. (Ndemic Creations, 2012)

Aunque el título tiene un cierto componente paródico, llega a dar bastante más miedo que cualquier Survival Horror que puedas echarte a la cara. Se trata de crear un patógeno e infectar a toda la humanidad con el mismo, el número de muertes -o directamente acabar con la vida en la Tierra- otorga al jugador una cierta puntuación.

Para avanzar en el juego, es necesario mutar el virus para que sea más complicado encontrar la cura del mismo. Si tenemos éxito, veremos el colapso de países enteros y multitud de noticias catastróficas relacionadas con el Cambio Climático. Como dije al inicio, el juego parece tomarse de forma jocosa este tipo de situaciones pero, quizá, pueda servir para comprender la magnitud de este tipo de situaciones.

Plataformas: PC, Android, iOS, Xbox One, PS4, Nintendo Switch.

4- Frostpunk (11 bit studios, 2018)

No se trata, de forma estricta, de un título centrado en una epidemia o pandemia. Sin embargo, en él se puede observar cómo es el día a día de un pequeño grupo de seres humanos después de una catástrofe natural. Lo que hoy día, en muchos lugares, damos por hecho, en Frostpunk se convierte en una misión casi imposible que puede costar vidas humanas.

Plataformas: PC, Xbox One, PS4.

5- Metro 2033 (4A Games, 2010)

Basado en las novelas de Dmitri Glukhovsky, la saga Metro es, bajo mi punto de vista, una de las más interesantes acerca de futuros post-apocalípticos dado que ofrece una visión más cruda, “realista” y cercana de lo que puede llegar a ocasionar un holocausto nuclear.

Aunque es un FPS, Metro 2033 alberga un importante componente social en cuanto a cómo se reorganiza una comunidad tras una catástrofe, con todo lo bueno y todo lo malo de ello. Metro, toda la saga, es sin duda un importante mensaje sobre cómo el ser humano se empeña en salir adelante, sea en la circunstancia que sea.

Plataformas: PC, Xbox 360, Xbox One, PS4, Nintendo Switch.

6- Tom Clancy’s The Division (Ubisoft Massive, 2016)

Tras un desastre biológico en Estados Unidos, perpetrado por terroristas, un grupo de ciudadanos “durmientes” se encargarán de restablecer el orden en la ciudad de Nueva York -en esta primera entrega-.

The Division es interesante debido a que muestra, una de tantas, cómo la ciudad de Nueva York, símbolo inequívoco de Estados Unidos y del sistema capitalista, se encuentra completamente colapsada debido a una emergencia sanitaria sin precedentes. Lo recomiendo debido a que es de los más ‘light’ en cuanto a dureza de la lista, y cuyo punto fuerte está en el online cooperativo.

Plataformas: PC, Xbox One, PS4.

7- State of Decay (Undead Labs, 2013)

Sin, prácticamente, historia de fondo, State of Decay nos sitúa de lleno en una apocalipsis zombi. Evidentemente, el COVID-19 no es eso ni mucho menos, pero State of Decay es interesante debido a que muestra cómo el ser humano ha de sobrevivir en supuestos de ese tipo. Además, también refleja la necesidad de crear una comunidad para salir adelante. Eso sí, en el juego no hacen falta aplausos a ningún colectivo, acordeones o cosas del estilo que puedan molestar a otros miembros de la comunidad.

Plataformas: PC, Xbox 360, Xbox One.

8- 911 Operator (Jutsu Games, 2017)

Un sencillísimo título en el que deberemos coordinar, desde un centro de llamadas, un gran número de emergencias sanitarias y de seguridad. En el juego manejaremos a diferentes dotaciones de policías, bomberos y ambulancias, que deberemos enviar a los lugares rápidamente para solucionar la emergencia.

Además, antes de enviar estas dotaciones, deberemos mantener una conservación telefónica con el ciudadano, pudiendo resolver muchas de estas emergencias con una serie de indicaciones. En el actual panorama del COVID-19, en países como España o Italia, un título como 911 Operator pone, sin duda, en valor la labor de este tipo de profesionales a la vez que nos debe concienciar a la hora de llamar por cualquier cosa, dando prioridad a aquellas personas que realmente lo necesiten.

Plataformas: PC, Mac OS, Android, iOS, Xbox One, PS4, Nintendo Switch.

9- Emergency 4 (Sixteen Tons Entertainment, 2006)

Una saga que siempre me ha apasionado y que no se centra, en exclusiva, en este tipo de situaciones como epidemias y pandemias. Sin embargo, sí que trata, al igual que 911 Operator, acerca de todos aquellos profesionales dedicados a las emergencias y catástrofes de todo tipo.

Muy recomendable toda la saga, en especial este al que hago alusión en el texto, al ser el más completo de todos, bajo mi punto de vista.

Plataformas: PC.

10- The Flame in the Flood (The Molasses Flood, 2016)

Una chica y su perro se abren paso a través de un extensísimo río en un Estados Unidos post-apocalíptico. Mezcla elementos ‘rogue-like’ con supervivencia, mostrando un entorno tan cautivador como aterrador.

No muestra el colapso de una sociedad o país, sino los estragos del mismo tiempo después. Muy recomendable, en cualquier situación, para valorar el nivel de desarrollo alcanzado por un gran número de países.

Plataformas: PC, Mac OS, Xbox One, PS4, Nintendo Switch.

Por último, y para cerrar el texto, comentaros que absolutamente todos estos títulos los podéis encontrar de forma digital en cada una de las plataformas en las que están disponibles. Os digo esto porque, aunque soy conscientes de que los empleos de muchos trabajadores -incluido yo- peligran con la crisis económica que puede desencadenar el COVID-19, me parecería irresponsable poner a un repartidor en la calle para traer a casa un videojuego; por el propio repartidor, por ti que lo recibes y no sabes por cuántas manos ha pasado el paquete, y por aquellas personas con las que mantienes contacto.

No hay que tomarse la cuarentena como una cárcel, ni tampoco tomársela a broma. No soy amigo de las fiestecitas y los vídeos virales a través de WhatsApp o Instagram. La situación es seria, pero es perfectamente superable. Ya se salió de algo similar con el H1N1 en 2009 o con la Gripe de 1918, solo hay que ser responsables, no moverse de casa más que para comprar lo imprescindible, no molestar a los vecinos -no todos quieren música, aplausos, fiestas, etc.-, y esperar a que esto pase, con el menor número de víctimas posible y con un impacto ínfimo en nuestras economías.

¡Mucho ánimo!

Puedes seguir a SCUMM Pub en:

Facebook – https://www.facebook.com/SCUMMpub/
Instagram – https://www.instagram.com/scummpub/
Twitter – https://twitter.com/emgonfer
Flickrhttps://www.flickr.com/photos/184935445@N08/

Colección de videojuegos completa, y su nuevo formato

Desde que abrí SCUMM Pub, allá por el verano de 2013, he subido, una vez al año, mi colección de videojuegos completa, actualizada a la fecha de la entrada en cuestión. El año pasado, por temas personales y laborales, me fue completamente imposible hacerlo -de hecho, tuve que suspender la actividad en el blog de forma temporal-. Sin embargo, este año me estoy intentando organizar algo mejor, lo cual me ha llevado a reanudar la actividad por estos lares y, además, a establecer un nuevo formato en el que os muestro la colección, dado que el anterior era un desastre -un .docx que copiaba y pegaba por aquí-.

El objetivo de poner aquí la colección no es fardar acerca de la misma -no me parece, tampoco, espectacular viendo lo que se ve en las redes-, sino que me realicéis recomendaciones al respecto -compras, ventas, etc.-, así como mostraros a qué precio he comprado determinados videojuegos y a qué precio se venden, ahora, en el mercado. Esto último es medianamente interesante, pues hay juegos que se han revalorizado -los menos- y juegos que han perdido valor -los más, y lo lógico-.

Si esta hoja de cálculo, actualizada a día de hoy, sirve para frenar la especulación o para ayudaros a comprar, o esperar, ya me doy por más que satisfecho. Los precios de mercado incluidos en la misma son, una media, de los precios que se muestran en diferentes puntos de venta online -Amazon, eBay, Cex, GAME, Xtralife, etc.-, personalizados por edición y región. Además, he incluido el año de lanzamiento -sobre esa plataforma en concreto- y el estudio de desarrollo del mismo, entre otras cuestiones.

Por último, esta hoja de cálculo es una prueba piloto -o demo- acerca del nuevo formato. Tengo pensado incluir en la misma la colección de videojuegos digital -mismo formato-, ya que la actual solo muestra aquellos que tengo en formato físico.

Espero que os guste, que os sea útil y que si tenéis alguna sugerencia no dudéis en decírmelo. Podéis descargar, de forma totalmente segura, la excel en este enlace: SCUMMPub_collection_20200208

Puedes seguir a SCUMM Pub en:

Facebook – https://www.facebook.com/SCUMMpub/
Instagram – https://www.instagram.com/scummpub/
Twitter – https://twitter.com/emgonfer
Flickrhttps://www.flickr.com/photos/184935445@N08/

[COMPRA] Febrero ’20

La lista de títulos pendientes aumenta escandalosamente, no sé cuándo voy a tener tiempo de hincarle el diente a todo -puede que en breve tenga algo más-, pero lo cierto es que el objetivo de la lista de videojuegos anual ha quedado, por el momento, desfasado e inutilizado. Es hora de que, próximamente, me plantee un nuevo diseño para la ‘lista-objetivo’, que sea más acorde a la realidad de mi día a día.

Además, llevo unos cuantos meses catalogando la colección, dado que antes -una mera hoja de de Word- era un auténtico caos. A lo largo de marzo, espero, os dejaré por aquí una ‘demo’ o versión 1.0 acerca de la misma, con el máximo de datos posibles recopilados hasta la fecha. Sin embargo, el tema que hoy nos ocupa es el de las compras realizadas durante febrero de 2020. A diferencia de otros meses, en los que he comprado títulos por encontrarlos a buen precio, aunque no pretendiese jugarlos al momento, este mes se ha caracterizado por la adquisición de videojuegos que pretendo jugar próximamente.

En primer lugar nos encontramos con The Outer Worlds, de Obsidian, comprado nuevo para PS4 por 24,95€ en GAME. Os confieso que estéticamente no me llama, pero el estudio que está detrás de él sí que lo hace, y mucho. Además, el concepto también encaja con lo que busco en un juego. Esta rápida bajada de precio ha motivado que me haya hecho con él para jugarlo lo antes posible. Próximamente me tendréis con él por aquí.

También para PS4, y a un precio tremendamente interesante, compré Battlefield V, de segunda mano, en Canarias, por 13,50€. El juego de la polémica por el dichoso trailer y varias cuestiones más del mismo. Tengo entendido que la campaña es corta y que no es gran cosa. Sin embargo, en mi afán por jugar todo aquello que tenga que ver con la Segunda Guerra Mundial, no podía dejar pasar esta oportunidad.

El misterioso viaje de Layton: Katrielle y la conspiración de los millonarios lo quise comprar desde que salió en 3DS hace unos años. Entre una cosa y otra tuve que dejarlo pasar ya que, además, todavía no he terminado la saga de Layton al 100%, por lo que lo estaba dejando en la lista de deseados. Pero haciendo sondeos por las principales tiendas, comencé a observar que el de 3DS estaba sin stock, sin bajar de precio o subiendo peligrosamente. Lo mismo con esta edición para Switch -a priori, más completa-, por lo que al verla en Amazon España a 32,90€ nueva no me lo pensé. Eso sí, me pondré antes con los dos únicos juegos de Layton que me quedan.

Para terminar las compras, cómo no podía ser de otra forma: Pokémon Escudo. He decidido apostar por él, a pesar de las críticas que ha recibido, pero creo que ha de ser uno de los imprescindibles de Switch. Además, a mis casi 31 años me sigo considerando un absoluto fan de Pokémon, por lo que tarde o temprano esto iba a ocurrir. Lo he comprado, seminuevo, por 35,10€ en Canarias.

Y aquí terminan las compras de febrero del presente año. Como os he dicho, tengo pendiente acabar la catalogación -al menos la primera versión- de la colección de videojuegos, así como la escritura de varios textos que tengo pensados para el blog. De análisis estamos al día, dado que actualmente estoy con Vampyr en Xbox One y lo último que completé fue Metro Exodus.

Puedes seguir a SCUMM Pub en:

Facebook – https://www.facebook.com/SCUMMpub/
Instagram – https://www.instagram.com/scummpub/
Twitter – https://twitter.com/emgonfer
Flickrhttps://www.flickr.com/photos/184935445@N08/