[ANÁLISIS] Assassin’s Creed Chronicles: India

No son pocas las críticas que ha recibido y sigue recibiendo la exitosa saga Assassin’s Creed, la gallina de los huevos de oro de la desarrolladora francesa Ubisoft. Y no es para menos, ya que la compañía gala ha explotado dicha franquicia al máximo, a pesar de que con ello no ha hecho más que responder a las exigencias de un público afín -en el que me incluyo- a los estándares de una saga que abrió las puertas de la generación pasada allá por 2007, hace ya casi diez años.

Mucho ha llovido desde entonces y Assassin’s Creed ha pasado por títulos mejores y peores, aunque siempre manteniendo una línea bastante notable en general. Quizá Ubisoft debería haber esperado más, actuar como Bethesda o Rockstar, sacando videojuegos cada mucho y soltando información con cuentagotas, a pesar de que, eso también, molesta a determinados usuarios.

Este Chronicles lleva la India inserta en su ADN.

Sea como fuere, nunca llueve a gusto de todos, y es que el jugador actual es un tanto inconformista. Así pues, desde Ubisoft encargaron a Climax Studios la saga Chronicles, la cual cambiaría por completo el concepto de Assassin’s Creed al uso, mejorando considerablemente lo visto en Assassin’s Creed II: Discovery para Nintendo DS.

Inicialmente fueron erróneamente concebidos como juegos menores dentro de la saga tanto por la propia Ubisoft como por los jugadores. Sin embargo, tanto China, como India y Rusia son precisamente algunos de los Assassin’s Creed más interesantes de los últimos tiempos, suponiendo un soplo de aire fresco dentro de la franquicia así como un auténtico ejercicio estilístico en muchos aspectos. Hoy le toca el turno a India, posiblemente el mejor Chronicles de los tres.

La ambientación y el trabajo artístico son dos de sus puntos más fuertes.

Gráficamente sigue la línea que vimos en Assassin’s Creed Chronicles: China, puesto que hablamos de un título de acción de scroll horizontal en 2D con algún que otro toque plataformero. Bebe directamente de clásicos como Metroid o Castlevania, pero simplificando muchísimo más su concepto, puesto que evita deliberadamente la reutilización del escenario, aunque esto es un tema más interesante a comentar en la jugabilidad.

Dejando a un lado el hecho de que estamos ante una aventura de acción de scroll horizontal en 2D, he de asegurar al lector que este Assassin’s Creed no tiene nada que envidiar a sus hermanos mayores a nivel técnico o artístico. Hay que ser conscientes de ante qué tipo de videojuego estamos, pero también ver el increíble trabajo artístico realizado por parte de Climax con ACC: India, ya que el juego nos traslada ipso-facto a algunos de los parajes más bellos del país asiático.

Y bien es cierto que no es precisamente un portento técnico, aunque tampoco lo pretende. De hecho, podría correr a la perfección en una PS3 o Xbox 360, pero tampoco es un título indigno de la actual generación.

A nivel sonoro es bastante notable, cumple su labor sobradamente. Pero, eso sí, no destaca demasiado. Con esto me refiero a que no tiene melodías inolvidables -la banda sonora sigue la línea de la melodía base de la saga-, los efectos sonoros son similares a los que vimos en Assassin’s Creed Chronicles: China, lo cual quiere decir que cumplen perfectamente su cometido, tanto al respecto de la ambientación como a la hora de asociarlos fácilmente. Por último destacar que India está traducido al castellano aunque, por desgracia, no se encuentra doblado.

Su jugabilidad es el punto fuerte del juego junto con el apartado técnico-artístico. Como comentaba al inicio, nos encontramos ante una aventura de acción de scroll horizontal en 2D con evidentes toques plataformeros pero que, aún así, conserva bastante bien el espíritu de la saga Assassin’s Creed. Bebe directamente del interesante Assassin’s Creed II: Discovery (Griptonite, 2009) aunque mejora notablemente su fórmula, al igual que ya hizo la edición de China.

Y estas mejoras se traducen en una jugabilidad mucho más fluida, con un ritmo trepidante, mejor puesta en escena y escenarios mucho mejor aprovechados. Además, su curva de dificultad está mejor medida que en la entrega de Assassin’s Creed Chronicles: China, con momentos exigentes pero no imposibles.

Hay varios momentos realmente exigentes.

La historia nos pone en la piel del asesino Arbaaz Mir a mediados del siglo XIX en la India, durante la ocupación británica. Es cierto que, quizá, la trama esté un peldaño por debajo de la entrega anterior, pero la ambientación es muy superior y el trabajo realizado en documentación es sobresaliente.

La acción nos lleva a través de importantes escenarios entre la India y Afganistán, siendo protagonistas directos de la contienda entre el Imperio Sikh y la Compañía de las Indias Orientales, la cual está dirigida por Templarios.

Como en el anterior, no existen cinemáticas al uso sino que se ha optado por una serie diapositivas que le sientan de maravilla al juego y que nos introducen perfectamente en las aventuras de Arbaaz. Aunque he de admitir que nuestro protagonista es, junto con Connor Kenway, de los menos carismáticos del universo Assassin’s Creed.

La historia se encuentra a un buen nivel, pero no es su principal atractivo.

En definitiva, Assassin’s Creed Chronicles: India supone una cierta mejora en determinados aspectos que vimos en China, pero también un retroceso en otros como la trama, que no resulta tan interesante. Aún así, hablamos de un título notable, exigente y bien ambientado que ningún fan de la saga Assassin’s Creed debería dejar pasar.

NOTA: 8/10.

Anuncios

Impresiones E3 2017

Como todos los años, la mayoría de aficionados al mundo del videojuego esperamos la Electronic Entertainment Expo -E3- como agua de mayo, a pesar de que en los últimos tiempos ha ido perdiendo algo de fuelle con respecto a los E3s más potentes del pasado. De hecho, considero que la política de filtrar determinados “bombazos” antes de las conferencias le resta bastante interés a las mismas; mi ejemplo es sintomático, yo hace años me quedaba -trabajase o no- hasta las tantas de la madrugada para ver las conferencias. Ya no hago eso ni por asomo.

De hecho, ya casi ni comento entre amigos el E3, sólo unos cuantos comentarios y tirando, nada de hacerlo en directo. Ha perdido bastante interés para mi y este año -salvo honrosas excepciones- no hace más que corroborarlo.

A continuación no voy a realizar un resumen de cada conferencia sino comentar lo que me ha parecido más interesante de las mismas, ya que en algunos casos hay determinados títulos que no me llaman demasiado la atención y que hacer un comentario sobre ellos sería absurdo.

  • Electronic Arts 10/06

Es la conferencia que arranca el E3 y es una de las que vemos con mayor entusiasmo; no por la compañía en sí sino porque es la primera y, normalmente, se comienza con más ganas que se acaba. Al margen de lo presentado sobre Battlefield 1, de EA me quedo con lo mostrado de FIFA 18, que es bastante continuista respecto a FIFA 17, lo cual no es una mala noticia: al contrario. Además, mantendrán el modo “El camino”, que le aporta un chorro de aire fresco a la franquicia.

Need For Speed Payback no me llamó la atención en absoluto, a simple vista me parece más de lo mismo y, por el momento, no me genera demasiado interés. Sin embargo, acto seguido sería presentado el que es, para mi, el título más interesante de toda la conferencia de EA en este E3 2017: A Way Out, lo nuevo de Starbreeze Studios, responsables del magnífico Brothers: A Tale of Two Sons (2013). Se trata de un título carcelario con un fuerte componente cooperativo. Lo cierto es que luce de miedo y es uno de los juegos que espero con más ganas de todo este E3.

Después se hablaría brevemente de Anthem, lo nuevo de BioWare, pero que desarrollaré mejor en la conferencia de Microsoft. Un poco de NBA Live 18 que no me llama demasiado la atención, ya que prefiero la franquicia de 2K, y eso que no soy un forofo total del baloncesto. Y, para terminar, lo que la mayoría del público esperaba y yo no: Star Wars Battlefront II. La verdad que lo mostrado se ve de maravilla, pero no es un título que me llame demasiado la atención al estar orientado casi al 100% al multijugador.

  • Microsoft 11/06

El primer plato importante del E3 llegaría con Microsoft. Es una conferencia que comenzó fuerte con el anuncio de Xbox One X, es decir, el nombre definitivo de Project Scorpio. Un anuncio bastante interesante en el que se mostraron las características técnicas de la consola así como su diseño final, siendo la consola más pequeña de Microsoft hasta la fecha. Me gustó mucho el precio y su sistema de refrigeración. Aún así, no creo que de el salto todavía. Esto de las revisiones considerablemente más potentes como New 3DS, PS4 Pro y Xbox One X me parece un completo atropello hacia aquellos usuarios que confiaron en las compañías comprando sus cacharros de lanzamiento. Pero bueno, ya se verá.

Forza Motorsport 7 me gustó pero no me entusiasmó. He de decir que en esta generación no he dado el salto en Forza salvo con Forza Horizon 2. Todavía no he probado ni siquiera Forza 5, aunque el 6 me llama mucho. Creo que se están sacando demasiados Forza en muy poco tiempo y que se está saturando un poco al usuario con estos títulos. Yo mismo todavía sigo dándole a Forza 4 en Xbox 360, con eso lo digo todo.

Luego vino Metro Exodus, lo primero que más me llamó la atención de esta conferencia, aunque no se trate de un exclusivo en absoluto. Saldrá en 2018 y tiene una pinta espectacular, la verdad. Soy un completo amante del universo Metro, por lo que este anuncio me satisfizo mucho.

Pero lo fuerte vendría justo después: Assassin’s Creed Origins ¡por fin! y qué pinta tiene… se mostró un increíble ‘gameplay’ del juego y creo sinceramente que, de ser así, será una completa revisión de la saga Assassin’s Creed. Ubisoft reinventándose de nuevo, y eso que todavía no había llegado siquiera su conferencia.

Posteriormente se presentarían o desarrollarían títulos que no me llaman demasiado la atención por el momento como Playerunkown’s Battleground, State of Decay 2, Dragon Ball FighterZ… únicamente me gustaría seguirle la pista a Sea of Thieves -aunque su naturaleza 100% online me echa hacia atrás- y Cuphead, por su apartado artístico.

Crackdown 3 me llamó bastante y eso que todavía tengo pendiente el primero -lo jugaré en breve, para ponerme al día-. Pinta muy bien y creo que puede ser uno de los títulos clave de Xbox One de cara al futuro. Me recuerda muchísimo a la notable Demolition Man (Marco Brambilla, 1993).

Life is Strange: Before de Storm y La Tierra Media: Sombras de Guerra me llaman a medias. No son bombazos para mi pero les seguiré la pista muy de cerca, sobre todo al primero, ya que el original me encantó.

Por último, para finalizar la conferencia de Microsoft, destacar el ‘gameplay’ de Anthem, lo próximo de BioWare. Todo el mundo está flipando con este título y a mi, sin embargo, no me llama demasiado. No entro en que sea espectacular o no, que lo es. Lo que no me llama es su concepto de juego, pero aún es pronto y habrá que seguirlo de cerca también.

  • Bethesda 12/06

Una conferencia que me ha parecido bastante flojita, la verdad. Esperaba bastante más de Bethesda este año, quizá como todos. Llevamos esperando el nuevo The Elder Scrolls bastante tiempo y las continúas remasterizaciones o revisiones de Skyrim no son suficientes. Pero bueno, hubo dos anuncios que me gustaron, aunque tampoco fueron un “megatón” bajo mi punto de vista. El primero fue el de The Evil Within 2, algo que ya se esperaba pero que causó ovación en la sala, en la prensa y en el público. Y no es para menos, el trailer tenía muy buena pinta.

Pero lo más importante, para mi, fue el anuncio de Wolfenstein II: The New Colossus con un impresionante trailer con actores reales y un ‘gameplay’ frenético. El anuncio de un nuevo Wolfenstein siempre es una buena noticia, sin embargo veo a  The New Colossus demasiado continuista con respecto a The New Order y The Old Blood. Pero bueno, habrá que esperar y seguirle la pista muy de cerca. Por lo demás, nada más a destacar de esta conferencia que, como comentaba al inicio, me pareció algo descafeinada.

  • Ubisoft 12/06

La mejor conferencia de todo este E3 2017 llegaría de una de las desarrolladoras más denostadas por público y prensa. Y es que Ubisoft se ha puesto muchísimo las pilas de cara a este E3. Ha sabido jugar sus bazas muy bien, con pequeños aperitivos por aquí y por allá, convirtiéndose en la auténtica protagonista del mismo, le pese a quien le pese.

Comenzaron con un título que, a priori, me parece interesante, aunque no lo suficiente como para hacerme con una Nintendo Switch por ahora: Mario + Rabbits Kingdom Battles, cuyo ‘gameplay’ me pareció un soplo de aire fresco dentro del universo de Mario. Siguieron desarrollando luego más de Assassin’s Creed Origins y a 4K. La verdad que el título luce de maravilla y Egipto se ve increíble. Es, posiblemente, el juego al que más ganas le tengo de todo este E3 2017.

Siguieron con The Crew 2 que, siendo honestos, tiene una pinta genial. No he probado el primero porque, la verdad, tengo bastantes juegos de velocidad pendientes todavía, pero esta segunda parte es un tres en uno en toda regla. Otro a seguir de cerca.

La conferencia avanzó con South Park, que para los seguidores de la serie es una muy buena noticia, y con un juego para realidad virtual que no me interesa demasiado por el momento -soy un carca, no soy nada amigo de la realidad virtual-. Pero rápidamente llegó otro de los bombazos de Ubisoft para este E3: Skull & Bones, que se basa en la fórmula de Assassin’s Creed IV: Black Flag / Rogue pero con un fuerte componente cooperativo en las batallas marítimas. Espero, y deseo, que intenten meterle una buena campaña porque, en el caso de que lo hagan, será una compra más que segura por mi parte.

Vino después una buena batería de títulos menores que no me pareció demasiado interesante, salvo Starlink: Battle for Atlas, que no tenía mala pinta. Lo bueno llegaría con el ‘gameplay’ del esperado FarCry 5 que, la verdad, pinta muy pero que muy bien. Sigue la línea de la saga FarCry pero la ambientación en la América más profunda con un toque de True Detective lo hacen tremendamente atractivo.

Para ponerle el broche de oro a la conferencia más atractiva del E3 2017 Ubisoft soltó la traca final: Beyond Good & Evil 2. Es cierto que me sorprende que hayan rescatado este título, ya que parecía estar olvidado. Además lo han rescatado por todo lo alto y Beyond Good & Evil siempre tuvo un público más bien moderado -pero muy fiel-. Pero bueno, para aquellos que lo disfrutamos en su época -y para los que no- es una enorme noticia. El trailer es una auténtica barbaridad apta para todos los gustos. Junto con Assassin’s Creed: Origins es el verdadero bombazo del E3.

  • PC Gaming Show 12/06

De esta conferencia únicamente destacar una cosa que me ha hecho el ser humano más feliz sobre la faz de la tierra durante unos minutos. Y no es más que la remasterización del primer Age of Empires. No soy muy amigo de este tipo de cosas, que en muchos casos no son más que un sacacuartos… pero es que esto era absolutamente necesario.

  • Sony 13/06

Lo cierto es que esperaba algo más de Sony en este E3. La compañía japonesa siempre ha sabido manejar muy bien estos eventos y la verdad es que siempre suelen tener un buen papel en casi todos los E3. Sin embargo, gran parte de lo mostrado en la edición de este año se sabía de antemano y las novedades no son para mi desde luego.

Destacaría el ‘gameplay’ de Days Gone, que pinta bastante bien y que puede ser un auténtico bombazo si crean un buen universo en torno al juego. También me gustó Call of Duty WWII, aunque esperaba que se mostrase algo más que un ‘gameplay’ multijugador. Y, sobre todo, God of War, que me encantó y dejó sin aliento gracias a un ‘gameplay’ impresionante. Posiblemente sea el exclusivo de PS4 que más ganas tenga de jugar a día de hoy.

Detroit Become Human también me gustó bastante. Soy un completo fan de los juegos orquestados por David Cage y este pinta muy pero que muy bien. Habrá que seguirle la pista de cerca. Lástima que no cuente, siquiera, con año de salida todavía.

Y poco más que destacar de la conferencia de Sony en este E3 2017, al menos bajo mi humilde punto de vista. El resto de juegos, DLCs y elementos mostrados no me llamaron demasiado la atención.

  • Nintendo 13/06

Nintendo, como es costumbre, no contó con una conferencia al uso sino con un tedioso ‘Direct” más. No soy nada amigo de esta política de Nintendo, más siendo consciente de que su papel en el E3 siempre fue determinante, con grandes conferencias en las que Miyamoto brillaba con luz propia. Pero bueno, la compañía ha decidido optar por este formato para presentar sus novedades y no seré yo, un simple mortal, el que ponga en tela de juicio nada.

Xenoblade Chronicles 2 debe ser un bombazo para una buena parte del público, pero X en Wii U no me convenció en absoluto y, por el momento, este título no me interesa demasiado. Kirby mola, pero muy en la línea de Nintendo, cuyas franquicias siempre funcionan pero que, sinceramente, han de ofrecerme algo más para que de el salto a Switch. Pero sí que podría hacerlo el anuncio de un futuro RPG de Pokémon para Switch, como anunciaron justo después.

El auténtico bombazo me pareció el anuncio de Metroid Prime 4: un título que no se esperaba pero que tendrá una gran acogida por parte del público. Aunque no se mostró nada, únicamente el título. Ni siquiera una triste fecha.

El resto de anuncios tampoco me llamó la atención demasiado. DLCs, títulos muy clásicos o que no me interesaban… ninguna razón para dar el salto a Switch. Salvo al final, con el increíble trailer de Super Mario Odyssey, que además saldrá a la venta este mismo otoño.

Y así acaba este E3 2017. Un poco agridulce bajo mi punto de vista. Agridulce porque ha habido grandes presentaciones -sobre todo por parte de Ubisoft- y también notorias ausencias. Las tres grandes compañías apenas han destacado, no han dado sorpresas suficientes como para que nos lancemos a la calle a por sus consolas. Ha tenido que ser la que menos esperábamos la que haya salvado esta feria del videojuego: Ubisoft. Y aún así tampoco es que hayan sido los mejores anuncios de la historia… En fin, esperaremos a 2018, a ver con qué nos vuelven a “sorprender”.

[ANÁLISIS] Assassin’s Creed Chronicles: China

No somos pocos aquellos usuarios que pensamos que Ubisoft debería relajarse con la franquicia de Assassin’s Creed, que debería dejarle tiempo y espacio al público, el cual comienza a comparar la serie, por su periodicidad, con títulos como FIFA, NBA 2K o Call of Duty. Sin embargo, y ya que Ubisoft parece que va a sacarle hasta la última gota de sangre a una franquicia tan jugosa como Assassin’s Creed, el cambio de aires que se le ha dado con la serie Chronicles le ha venido de perlas.

Estas historias de asesinos en diferentes lugares del mundo -China, India, Rusia- y en pequeñas dosis, con un concepto de juego completamente diferente, sorprendieron por su elegante factura y mimada jugabilidad. En ningún momento tenemos la sensación de no estar ante un Assassin’s Creed, ya que los Chronicles son de pura raza.

Aunque salió en un recopilatorio físico que incluía los tres títulos, el primero de ellos fue China, lanzado a mediados de 2015 en formato digital exclusivamente. La China del siglo XVI, conectada con la historia de Ezio Auditore, sería el punto de partida para una sub-trilogía muy interesante.

Gráficamente es un título menor, como es evidente. China no busca, ni necesita, ser puntero en su apartado técnico, por su propia naturaleza, tanto de juego como de formato. Aún así, es un juego que luce muy pero que muy bien, con una apartado artístico notable y unos escenarios bien diseñados, tanto a nivel artístico como jugable.

Unos escenarios cargados de belleza, inspirados en diferentes regiones de la China del siglo XVI que casan perfectamente con unos modelados de personajes básicos pero efectivos y acordes a la línea general del juego. Sus únicos fallos radican en pocos modelos de enemigos -aunque es comprensible- así como unos efectos bastante discretos.

A nivel sonoro se encuentra también un peldaño por debajo de la mayoría de Assassin’s Creed, los cuales siempre han contado con una banda sonora y un doblaje excepcionales. En este caso, sin embargo, la banda sonora es más bien discreta si la comparamos con los anteriores títulos de la franquicia, los efectos cumplen sin destacar y el juego se encuentra traducido al castellano, aunque no doblado como es costumbre.

Jugablemente es una interesante mezcla de plataformas, con aventura y sigilo en 2.5D con scroll horizontal. Bebe directamente de muchos clásicos del género, pero también se preocupa de dejar grabado su sello en el apartado jugable. De hecho, mejora la fórmula ya vista en 2009 con Assassin’s Creed II: Discovery, exclusivo de Nintendo DS que narraba las aventuras de Ezio Auditore por España.

Su ritmo es adecuado y su control es bastante efectivo, así como fácil de memorizar. La curva de dificultad está muy bien medida, pero quizá se echa en falta un mayor reto, ya que es relativamente sencillo completar ACC: China y, precisamente, no es demasiado rejugable, por lo que si, al menos, fuese más difícil se agradecería, tanto como incentivo como para alargar su vida útil.

La historia se sitúa en la China de comienzos del siglo XVI. Encarnamos a Shao Jun, una asesina que vuelve de Italia –ver Assassin’s Creed Ember– tras estar con Ezio Auditore con el objetivo de vengar la muerte de sus hermanos a manos de los templarios y así restaurar el poder de los asesinos en el enorme país asiático.

China está controlada, en su totalidad, por los templarios y los asesinos languidecen bajo la dirección de Wang Yanming. Una lucha directa contra ellos sería inviable debido a la diferencia de efectivos, por lo que Shao Jun se deja capturar para entrar directamente en el corazón del poder templario.

A nivel argumental este Assassin’s Creed es bastante más flojo que el resto, sobre todo porque en el tiempo que dura -en torno a 7 horas- no da demasiado tiempo de contar nada, con cinemáticas que además son estáticas. Aún así, explica determinadas cosas interesantes del universo de la saga y es muy disfrutable por cualquier fan de la franquicia.

En definitiva, Assassin’s Creed Chronicles: China es una propuesta más que aceptable para seguir explorando el universo de Assassin’s Creed. Una forma diferente de abordar la saga que, junto con India y Rusia, no debe dejar pasar ningún fan de la popular franquicia de Ubisoft.

NOTA: 8/10.

[ANÁLISIS] FarCry Primal

header

Ubisoft cuenta con un gran número de franquicias de contrastada calidad a las que ha ido estirando poco a poco. Tras, prácticamente, agotar Assassin’s Creed, FarCry parecía correr la misma suerte tras FarCry 4, que aún siendo genial, compartía demasiado con la anterior entrega y no daba la sensación de ser un título completamente nuevo.

Es una saga que ha evolucionado mucho desde su primer título en 2004, cuando nos encontrábamos en una paradisíaca isla y nuestras vacaciones se truncaban por culpa de una misteriosa organización. Cuatro años después irrumpía en el mercado FarCry 2, ya de la mano de Ubisoft al 100%, con un interesantísimo planteamiento muy maltratado por el público. FarCry 2 se desligaba por completo de la primera entrega y narraba las aventuras de un mercenario a la caza de un traficante de armas en África. Cuajó bien en la prensa pero no tan bien en el público, a quienes la localización -y otros detalles como los puestos de control- no terminó de entusiasmar. Esto cambiaría completamente con el lanzamiento de FarCry 3 a finales de 2012, en el que la acción se traslada a una isla del Pacífico en la que las vacaciones de Jason Brody y sus amigos se truncan debido a la presencia de piratas en la zona. Su amena historia, así como las localizaciones, el enemigo principal y las misiones hicieron que fuera valorado al unísono por prensa y público, dejando atrás el estigma de la segunda entrega. Viendo el éxito de FarCry 3, Ubisoft se apresuraría en lanzar la cuarta entrega en 2014: FarCry 4, también ya para consolas de nueva generación. Aunque es un gran juego, su principal problema fue la cercanía con el anterior así como unos mínimos cambios en cuanto al planteamiento y la jugabilidad del mismo. No defraudó, aunque tampoco entusiasmó tanto como el tercero.

Ante el riesgo de hacer de FarCry un nuevo Assassin’s Creed y comenzar a cansar al público, Ubisoft se propuso darle un giro de 360 grados a la saga y reinventarla. Así nació FarCry Primal, ambientado en la Prehistoria y lanzado a comienzos de 2016. Un giro necesario para concebir el mejor juego sobre la Prehistoria realizado hasta la fecha.

fcp_homepage-callout-bg-7_ncsa

Gráficamente Primal luce a un nivel muy bueno en videoconsolas, sobre todo en su versión para PS4, que es la que he utilizado para realizar el presente análisis. Ubisoft Montreal hace un uso excelente del CryEngine y prácticamente no se le puede achacar ningún pero al respecto de su calidad gráfica. Oros impresiona y mucho, no dejará indiferente a nadie, es naturaleza pura y dura en su lado más salvaje. El tratamiento de luces y sombras es espectacular, con especial mención a los momentos en los que cae la noche y nos movemos por frondosos bosques. El agua o el fuego son elementos que también están representados con acierto y junto a la frondosa vegetación muestran una bonita estampa.

Pero, sin duda, donde Primal muestra todo su potencial es en la representación de la Prehistoria. No exagero cuando afirmo que FarCry Primal es el título que mejor muestra este período, a pesar de no centrarse en una región concreta. La acción se enclava en la tierra de Oros, habitada por tres tribus muy diferenciadas entre sí que, además, están en guerra total. La representación de las cuevas -habitadas o deshabitadas-, los asentamientos, las pinturas rupestres y, en general, todo el atrezzo de Primal es completamente sobresaliente, dotando al título de una personalidad arrolladora. Los modelos de los personajes, ya sean principales o secundarios, también raya a un gran nivel, algo que ocurre también con los animales, los cuales tienen un importante peso durante la aventura. Oros rebosa vida y eso se nota a cada paso.

A nivel sonoro Primal se encuentra también muy trabajado. Es cierto que su banda sonora no sorprende ni se quedará grabada en nuestra mente hasta el fin de los tiempos, pero sus toques étnico-tribales casan muy bien con la ambientación del juego. El sonido ambiental es completamente sobresaliente, dando la sensación de estar en plena naturaleza salvaje en los momentos oportunos e invitándonos a relajarnos admirando el virgen paisaje en otros. Especial mención merece el doblaje del juego, para el que Ubisoft ha ideado un lenguaje completamente nuevo estando, por supuesto, subtitulado al castellano.

La jugabilidad es otro de los puntos fuertes y es que FarCry Primal es una aventura redonda. Aunque hereda parte de la jugabilidad de FarCry 3 y 4, Primal, por razones evidentes, tiene que reinventarse a si mismo para adaptarse a la Prehistoria. Casi todas las armas que usemos, excepto el arco o la honda, serán cuerpo a cuerpo, haciendo que la acción se desarrolle, casi siempre, en las distancias cortas. Los combates, brutales de por sí, se desarrollan entre la incertidumbre y la barbarie, dejando poco lugar a la estrategia a veces. Por suerte, poco a poco iremos mejorando nuestras armas y herramientas gracias a un interesante ‘crafteo’ que propone Ubisoft Montreal, el cual no se hace pesado en ningún momento. También podremos, y deberemos, ir mejorando nuestro asentamiento, así como atrayendo a más miembros para que crezca.

Para ir desbloqueando diferentes regiones deberemos ir liberando atalayas o campamentos, amén de eventos en tiempo real como liberar a prisioneros de nuestra tribu; es un sistema que ya conocemos de sobra en la franquicia y que en Primal se encuentra más justificado que nunca, sin llegar a resultar tedioso. Otro punto importante es la relación con los animales, ya que las tribus no son las únicas hostiles contra nosotros. En Primal deberemos tener especial cuidado con determinados animales que no dudarán en atacarnos a la mínima de cambio, por suerte podremos domar a determinadas bestias y hacer que nos acompañen durante la aventura, para así luchar acompañado e intimidar a otras especies. Cada animal que domamos tendrá unas características especiales que lo harán idóneo para diferentes situaciones. Lo cierto, y tras escribir dos párrafos sobre la jugabilidad, es que es muy complicado describir Primal, porque a su vez es extremadamente sencillo en cuanto a concepto.

La historia ha sido duramente criticada por prensa y público debido a su sencillez, pero es que tampoco se le puede exigir demasiado a una trama en la que los protagonistas son miembros de una tribu en la Prehistoria, eso es algo que sabe cualquier que le haya echado un poco de cuenta a “Érase una vez… el hombre”. Encarnamos a Takkar, un cazador de la tribu “Wenja” al que una partida de caza le sale mal, acabando despeñado y lejos de su tierra natal. Takkar llega a Oros, donde se reencuentra con otros Wenja que están siendo exterminados por tribus como los Udam -brutal tribu caníbal que habita en las cavernas- y los Izila -una tribu mucho más avanzada que domina el fuego-. Poco a poco iremos liberando personajes que irán contándonos historias y encargándonos diferentes misiones. A partir de entonces el objetivo de Takkar será claro, reunir al mayor número de Wenja posible y conquistar Oros para si tribu.

far_cry_primal-3309637

FarCry Primal no sólo es importante por reinventar una saga que parecía estancada sino también por ser el mejor videojuego sobre la Prehistoria hasta la fecha. Un título prácticamente redondo que apenas acusa fallos y se postula como uno de los grandes de 2016.

NOTA: 9,5/10.

Análisis muy personal del E3 2016

original

Jamás he comentado, formalmente, un E3 por aquí y creo que ya iba siendo hora de hacerlo. Esta feria, tan esperada por muchos, dejó de causarme interés hace unos cuatro o cinco años por motivos más que evidentes: humo, humo y algo más de humo. De hecho, de unos años acá, ya ha perdido casi todo el interés, por mi parte, al “filtrarse” excesiva información poco antes de cada conferencia por lo que… ¿qué sentido tiene entonces que me trague una conferencia en inglés a las cuatro de la mañana un día entre semana? pues, básicamente, comentarlo con amigos, compañeros y conocidos, ni más ni menos.

timetable_e330ajb

Antes del hilo en el foro, del blog, de colaborar con revistas… me dedicaba a hacer un resumen en mi Facebook de lo que me había parecido cada conferencia y, precisamente, es lo que pretendo hacer con esta entrada, un pequeño resumen sobre mis impresiones de cada conferencia -que haya visto- y lo más destacable de ellas.

  • EA 12/06

Poco que añadir a la peor conferencia que he visto en este E3 2016 y una de las peores que he visto en años. Por un lado, los títulos presentados me generan muy poco interés, pero esto es algo más personal que formal. Titanfall 2 parece más de lo mismo y, encima, demasiado frenético. Mass Effect Andromeda, bien, pero dan muy poca información, prácticamente con cuentagotas y se hubiese agradecido un gameplay a estas alturas. Lo mejor, aunque parezca mentira, FIFA 17 y su modo historia. Sobre los juegos de Star Wars no puedo opinar, no se mostró prácticamente nada. Y bueno, Battlefield 1 era lo que esperaba, demasiado frenético para ser un juego ambientado en la Primera Guerra Mundial, veremos en qué acaba.

  • Bethesda 13/06

Para quitar el amargo sabor por la conferencia de EA llegó Bethesda con una gran conferencia en la madrugada del día 13 de junio. El gran bombazo, sin duda alguna, fue Quake Champions y su pretensión de alcanzar los e-sports, no es algo que a mi personalmente me entusiasme pero soy consciente de lo que supone resucitar tan mítica saga y enfocarla de esa manera.

No soy muy amigo de las ediciones en HD, más bien todo lo contrario, pero creo que Bethesda me ha vuelto a vender Skyrim… para One o PS4. El anuncio, que ya se sabía con anterioridad, me dejó literalmente boquiabierto. Me parece, por lo visto el día 13, una gran reedición del título de 2011 que, encima, tiene la posibilidad de usar mods en consolas. Sobre The Elder Scrolls: Legends no voy a opinar puesto que ese tipo de juegos no los controlo en absoluto.

Al respecto de Prey he leído de todo. No probé el título de 2006 puesto que su ambientación no me generó -ni me genera- ningún interés, sin embargo he visto gameplays y, en general, hablar muy bien de él. Lo mostrado en la madrugada del día 13 no me entusiasmó tampoco, pero parece ser que no les ha gustado demasiado a los seguidores del título original.

Bethesda VR con HTC Vive. Los que me conocen saben que no soy muy amigo de la realidad virtual, aunque poco a poco me voy abriendo más a la misma. He tenido la oportunidad de probar unas Vive y, la verdad sea dicha, son una auténtica pasada. No me quiero imaginar como tiene que ser jugar a Fallout 4 con unas Vive…

Muy interesante todo lo que rodea al magnífico Fallout 4. La expansión tiene buena pinta y el aterrizaje de Shelter en PC es una gran noticia.

2884049-karnacastreets_trailer_still_1434319215

Por si todo esto parecía poco, Bethesda guardó lo mejor, a mi entender, para el final de la conferencia: Dishonored 2. Con un brusco giro -con sentido- hacia una ciudad situada en el sur del universo de Dishonored, se ha cambiado por completo la paleta gris por una mucho más cálida; los abrigos por camisas de manga corta caqui y la neblina por un bochorno soleado. La jugabilidad, en sí, no parece haberse modificado mucho aunque se le ve bastante más frenético y orientado a la acción. A mi, por el momento, me ha encantado.

  • Microsoft 13/06

Más descafeinada de lo que debería. En Microsoft, y todo esto es una opinión personal, deben ponerse las pilas urgentemente. El anuncio, al inicio, de Xbox One Slim era un secreto a voces, sin embargo, concluir con la presentación de Project Scorpio creo que dejó atónito a más de uno, entre los cuales me incluyo. Por no hablar de la política de unificación de Windows 10 y Xbox One, que a muchos les parecerá una buena idea -que lo es-, pero a otros, los que confiamos en aquella One a 500€ con Kinect por narices, nos parece poco menos que un insulto.

Pasando a los juegos, comenzaron con Gears of War 4. Buena pinta tiene, es innegable, sin embargo no le veo yo el punto como para hacerme con él o que sea la bomba de la conferencia. La tormenta y todo lo relacionado con las partículas moló mucho, pero vi más de lo mismo.

La presentación de un Forza siempre es una buena noticia, si es un Horizon más todavía. Sin embargo, creo que Forza Horizon 2 aún está fresco y el lanzamiento/presentación tan inmediato de un Forza Horizon 3 me parece precipitado, parece que se le agotan las IPs a Microsoft.

ReCore es, quizá, lo más interesante de la conferencia de Microsoft. A muchos, entre los que me incluyo parcialmente, la estética no les entusiasmará, el libro de los gustos es enorme y, encima, no está escrito. Pero es innegable su originalidad y es un título que merece ser seguido de cerca.

maxresdefault

Tras Final Fantasy XV -del que me niego a hablar- llegó el turno para We Happy Few, una de las mayores sorpresas de este E3 para un servidor. Bebiendo mucho de la saga Bioshock, este título promete dar bastante que hablar. Otro a seguir de cerca.

Tekken 7 bien, aunque con Tekken 6 dejé de mostrar interés por la saga, aún así habrá que echarle un vistazo y no perderle la pista. Dead Rising 4 me ha dejado algo frío, esperaba bastante más. El salto con Dead Rising 3 fue bastante grande respecto a las entregas anteriores, sin embargo, este nuevo Dead Rising parece calcado de la tercera entrega. Al menos ha vuelto Frank West, veremos en qué queda.

Scalebound no me ha generado demasiada expectación, no luce mal pero no es m tipo de juego, por lo que no entraré a valorarlo. Sea of Thieves tiene muy buena pinta, pero creo que molaría todavía más si incluyesen un modo campaña offline. Y con State of Decay 2 parece que han decidido darle a la saga el protagonismo que merece, presentándolo a bombo y platillo en un E3. Halo Wars 2 cierra la conferencia de Microsoft respecto a juegos. Una buena noticia con un trailer muy bien hecho pero que, sin embargo, no muestra nada.

  • Ubisoft 13/06

Para mi ha sido de las mejores conferencias de este E3 2016. No esperaba mucho de ella y, sin embargo, me gustó aguantar las dos horas de charla y presentación. Llevaba tiempo siguiéndole la pista a Ghost Recon Wildlands y tras lo visto en la conferencia creo que, definitivamente, han terminado por vendérmelo. Buena pinta, apartado técnico ajustado pero eficiente y una ambientación increíble.

ghost_recon_wildlands-HD

El nuevo South Park es una gran noticia, pero no soy seguidor de la serie ni de otros juegos de la franquicia por lo que no puedo valorarlo como es debido. Pasamos entonces a For Honor, otro de los bombazos con un gameplay muy interesante. Me ha recordado mucho a Ryse: Son of Rome, quizá por ello me guste tanto. Es otro de esos títulos que voy a seguir de cerca a partir de ahora.

Watch Dogs 2 me ha dejado algo frío y eso que seré de los pocos a los que les gustó la primera entrega. Por un lado, gráficamente no me ha sorprendido en absoluto, aunque para mi no es algo excesivamente importante. Por otro lado, lo he visto continuista en exceso tras lo visto en el gameplay, pero aún es pronto para hacer cábalas sobre él.

Para finalizar Steep, un título que me ha llamado también mucho la atención. No soy seguidor de los deportes de nieve ni me gustan especialmente los juegos de snow, sin embargo este Steep ha conseguido captar mi interés tras el uso tan increíble que hace de la nieve. Habrá que seguirlo también.

  • Sony 14/06

Posiblemente la ganadora del E3 2016, si es que se puede decir que haya ganado alguien. La conferencia de Sony, compañía a la cual no le tengo demasiado apego, fue una verdadera montaña rusa de emociones pero todas en la cresta de la misma. Jugaron bien sus cartas y la recompensa es más que evidente. Al margen del humo o no, es preciso reconocer que Sony ha sabido manejarse bien en esta generación.

maxresdefault

El nuevo God of War tiene una pinta increíble. Le ha sentado bien el cambio radical de mitología centrándose ahora en la nórdica. Kratos estaba ya algo quemado y este giro, mostrándolo mayor, le ha sentado de perlas al semidios heleno. Parece haber abandonado el espíritu de la saga, se ve un título mucho más pausado pero, como siempre, todavía es pronto para realizar juicios sobre el mismo.

Days Gone mostró poco, pero lo suficiente como para generar bastante interés sobre el mismo. Sea como fuere, el trailer tiene buena pinta, el gameplay también y espero que hagan un buen uso de un tema tan trillado últimamente como lo post-apocalíptico y el universo zombie.

The Last Guardian ¡por fin! el 25 de octubre. Muchos usuarios de PS3, que se compraron la consola pensando, entre otros, en él estarán acordándose ahora de la progenitora de más de uno, pero por fin lo tenemos cerca, esperemos que no se retrase más. Horizon Zero Dawn también tiene una pinta increíble, aunque no es mi tipo de juego.

Detroit: Become Human son palabras mayores, está Quantic Dream detrás ¿qué más queréis? Apuntado desde ya a la lista de seguimiento. Sobre Resident Evil 7 y PlayStation VR no me voy a pronunciar, no me causan interés y podría dar una visión distorsionada.

Una de las bombas sería la remasterización de Crash Bandicoot, sin duda una grandísima noticia que muchos llevábamos tiempo esperando. Es cierto que ya pudimos jugar a Crash en PS3 comprando los títulos en la PS3 Store, pero esta remasterización es más que necesaria para atraer a las nuevas generaciones al universo creado por Naughty Dog para PSX. La conferencia terminó con Death Stranding, con Kojima y Reedus de nuevo tras la cancelación de Silent Hills, no me genera demasiado interés, pero bueno, ahí está, habrá que seguirlos.

  • Nintendo 14/06

De Nintendo, por mi parte, hay poco que destacar. El nuevo The Legend of Zelda: Breath of the Wild tiene una pinta increíble y es de lo mejor de este E3 para un servidor, sin embargo, la decisión de Nintendo de sacarse de la manga otro tipo más de evento para evitar una absurda “competición” me ha parecido descafeinada. Pokémon Sol y Luna tiene muy buena pinta pero, después de todo, es un Pokémon más, con todo lo que ello implica.

primer-gameplay-de-the-legend-of-zelda-breath-of-the-wild-93091

Y hasta aquí el E3 2016, he de admitir que ha habido años peores, está claro, pero lo he considerado algo insulso, esperaba algo más del mismo. No soy el único, la comunidad está algo quemada e intranquila, los usuarios de Wii U, One o PS4 no están del todo cómodos, por lo general, en esta generación ante unas videoconsolas que han generado rechazo. Abandonarlas tan pronto y de esta forma no hace más que generar más intranquilidad y quizá, en el próximo salto, no haya tanta gente que pase por el aro.

[ANÁLISIS] Assassin’s Creed II: Discovery

1_assassins_creed_ii_discoveryDesde el lanzamiento del primer Assassin’s Creed en 2007, la saga de Ubisoft ha sido una de las principales protagonistas de los principales sistemas desde entonces. Las historias de Altaïr Ibn-La’Ahad y Ezio Auditore se han prodigado por PCs, consolas de sobremesa y portátiles. Pero el terreno de estas últimas, las portátiles, parecía ser una tarea pendiente para la saga y es que cuando una compañía otorga una importancia menor a un título, por el simple hecho de su condición portátil, lo condena irremediablemente.

Odiada por muchos y amada por otros tantos, la historia de Ezio Auditore dentro del universo de Assassin’s Creed apuntaba maneras y desde Ubisoft lo sabían muy bien. Por más que le duela a algunos, Assassin’s Creed II marcó un antes y un después en la pasada generación -y en la Historia de los videojuegos- y eso es algo que la compañía francesa sabía desde los cimientos del título.

Como ocurrió con el primer Assasin’s Creed, esta nueva entrega debería ir acompañada de su correspondiente versión para portátiles, de nuevo para Nintendo DS, la consola que mucha gente compraba por Nintendogs o Cooking Mama, por lo que ni siquiera iban a molestarse en desarrollarlo ellos mismos, dejándolo en manos de terceros, abocado al fracaso como ocurrió con Altaïr’s Chronicles. Total, el título, por el mero hecho de titularse “Assassin’s Creed” iba a vender igualmente, fuese malo o bueno, y más en una consola con un público mayoritariamente “casual”.

Pero en Ubisoft debieron llevarse una grata sorpresa al descubrir que Griptonite Games había realizado, muy probablemente, el mejor trabajo de su vida: Assassin’s Creed II: Discovery.assassins_creed_2-1013085Gráficamente Discovery es un título bastante destacable en el catálogo de Nintendo DS. El juego se encuentra en completo 3D, incluso el fondo está en tres dimensiones. El diseño de los niveles y la ambientación de las ciudades es correcto, con bastantes detalles, pero a la larga se torna repetitivo debido al continuo reciclaje de texturas y atrezzo.

Los personajes gozan de una relativa buena definición. Por su parte, Ezio Auditore es fácilmente identificable gracias a su ropa, así como otros personajes que aparecerán durante la aventura. Los modelos de los enemigos son variados y, aunque se repiten, no desentonan en absoluto. Al contrario ocurre con los escasos civiles que veremos a lo largo de los niveles, de los cuales apenas hay tres modelos diferentes.

El apartado sonoro cumple su cometido sin más, no destaca en nada pero tampoco llega a molestar. Las voces -de muy baja calidad- se encuentran en inglés, sin doblar al castellano, pero debidamente subtituladas al mismo. Los diálogos son escuetos y van directamente al grano, contándonos la historia del juego a un ritmo acelerado, con un desarrollo poco natural de la trama. Los efectos de sonido ambientan correctamente las acciones o el barullo de las ciudades. Por su parte, la banda sonora recoge y simplifica temas de su “hermano mayor” Assassin’s Creed II.

La jugabilidad es el gran punto fuerte de Discovery, sin duda alguna. Es una aventura en 2D de acción mezclada con plataformas, a pesar de la cantidad de elementos en 3D en pantalla. En su vertiente de plataformas, Discovery se encuentra muy influenciado por grandes clásicos entre los que se incluye, aunque parezca mentira, el mítico Sonic de SEGA. Velocidad, precisión, esquivar enemigos u obstáculos…

Su otro pilar jugable es la que mezcla acción y aventura con su más que evidente scroll lateral. En este caso, Discovery nos recuerda, salvando las distancias, a clásicos de este género, en un esbozo de lo que podría haber sido un Metroidvania increíble ambientado en el universo de Assassin’s Creed. Pero, a pesar de no profundizar en ninguno de sus dos pilares, Discovery aprueba con notable la jugabilidad, añadiéndole además un sistema de combate sencillo, directo y efectivo.

La historia es un aspecto muy interesante en Assassin’s Creed II: Discovery. A pesar de que no se ha profundizado en ella como nos hubiese gustado a más de un amante de la Historia, en Discovery Ezion Auditore viajará a España en 1490 en medio de una conspiración relacionada con el fin de la Reconquista de la Península Ibérica y los proyectos de viaje de Cristobal Colón.

Todo comienza por casualidad en Venecia, donde Ezio se encuentra con Luis de Santángel, compañero de viaje de Cristobal Colón, el cual le informa de que Rodrigo Borgia piensa asesinar a Colón para así hacerse con los mapas cartográficos del futuro descubridor. Receloso, Ezio viaja a España, donde visitará ciudades como Toledo, Barcelona o Granada, encontrándose en su aventura con personajes históricos tan importantes en la Historia de España como los Reyes Católicos, el rey Boabdil de Granada o el inquisidor Tomás de Torquemada.Assassins_Creed_2_2_sEn definitiva, Assassin’s Creed II: Discovery es un juego notable, muy recomendable para los fanes de la saga y muy interesante para todos aquellos que quieran bucear, con sus debidas licencias, por algunos tramos de los comienzos de la Edad Moderna en España. Podría haber sido mejor, también podría haber sido peor. La intención es muy buena y, sin duda, Discovery es uno de los mejores Assasin’s Creed portátiles que existen hasta la fecha.

NOTA: 7/10.

 

[ANÁLISIS] I am Alive

headerEl mercado del videojuego parece haber perdido el norte últimamente. Una elevada cantidad de títulos con grandes ideas en un principio son abandonados por las grandes compañías -las mismas que los engendraron- siendo muchos de ellos cancelados, retrasados hasta la saciedad, relegados exclusivamente al mercado digital o lanzados a medio acabar. I am Alive, de Ubisoft, reúne tres de los casos que acabo de citar, y es una verdadera lástima en un proyecto que podría haber sido el juego de supervivencia post-apocalípta definitivo.

Para hablar de I am Alive habría que remontarse a 2008, cuando Assassin’s Creed estaba en boca de todos y, en un inicio, su jugabilidad se consideraba brillante por determinados medios. En el E3 de ese año se presentó I am Alive y, aunque estaba aun en desarrollo, su lanzamiento se consideraba próximo. Pasaron dos años sin apenas noticias de peso sobre él hasta que en 2010 Ubisoft lanzaba un trailer muy pretencioso en el que se dejaban ver ciertas características: importancia de las decisiones, escasez de suministros, peleas de bandas…

Al final I am Alive vio la luz a mediados de 2012 en formato digital, siendo prácticamente abandonado por Ubisoft y dejando de lado una brillante idea de la que podría haber emanado un juego enorme.

IAA_Screenshot_88Gráficamente es un título muy flojo pero con un potencial increíble detrás. El filtro entre gris y sepia que tiene resulta bastante apropiado para crear la atmósfera de desolación que el juego quiere transmitir, pero por otro lado también sirve para intentar camuflar las carencias del mismo. El diseño de los personajes principales, como nuestro protagonista, es bastante acertado, con detalles, aunque también a un nivel bajo. El diseño de los enemigos, u otros personajes que encontremos por la ciudad, suele ser muy flojo, poco detallados y repetitivos.

Hay escenarios que son impresionantes, el mismo inicio del título -casi lo mejor del mismo- nos impresionará a pesar de su pobre apartado gráfico. Sin embargo, otros escenarios destacan por su pobre atrezzo y poco mimo. Hay poca variedad de armas -tampoco el juego necesita más- pero el diseño de estas es acertado, al contrario de lo que ocurre con los movimientos de nuestro protagonista y otros personajes. La ambientación está muy lograda a nivel general y puede incluso llegar a generarnos angustia o temor a pesar de no ser un juego de terror.

El apartado sonoro cumple su cometido pero no llega a destacar en nada. Por un lado nos encontramos con una banda sonora muy sencilla y con muy poca variedad, debido también a la escasa duración del título. El juego está subtitulado al castellano pero no doblado, las voces están a un buen nivel, resultan convincentes a pesar de que no se haga mucho uso del diálogo. Los efectos de sonido están a buen nivel y ambientando perfectamente a I am Alive.

La jugabilidad es un apartado de claros y oscuros en I am Alive. Por un lado tenemos elementos inspirados en sagas como Uncharted o Assassin’s Creed como es escalar o avanzar por pasajes complicados pero llevando la experiencia un punto más allá; nuestro protagonista, al contrario que Nathan Drake o Ezio Auditore, no podrá estar 2 o 3 horas escalando sin inmutarse, Adam se cansa y agota su resistencia total, teniendo que calcular bastante bien cómo vamos a sortear determinados obstáculos o cómo vamos a llegar a una zona elevada. También Adam debe hidratarse para seguir avanzando en un Haventon arrasado y cubierto de polvo, por lo que la comida y los líquidos -agua, refrescos, suero- serán de suma importancia durante la aventura. La escasez, de todo, será una constante en I am Alive.

Por otro lado tenemos el aspecto del combate, el cual está sumamente desaprovechado pero con una idea de fondo increíble. Al existir una gran escasez de munición y armas, en I am Alive entablar combate no será siempre la mejor idea, antes de iniciar una pelea debemos estudiar bien la situación: ver si llevan armas de fuego, saber cuánta munición llevamos nosotros -si es que llevamos-, averiguar quién es el líder en base a los comentarios que hagan… y no son situaciones precisamente fáciles, de hecho es relativamente sencillo que Adam muera en los primeros enfrentamientos por tomar malas decisiones. Si vemos que no podemos hacer nada, la mejor opción será huir o intentar amenazar a algunos de los maleantes mientras nos alejamos.

En el juego también encontraremos otros supervivientes que no son necesariamente hostiles. A algunos de ellos podremos ayudarlos si queremos, a otros podremos matarlos y robarles sus pertenencias si nos encontramos sin comida o bebida. Sin embargo, todo lo anteriormente comentado -combate, escalada, iteración- tiene una gran idea de fondo sin explotar, y es una verdadera lástima ya que, de primeras, el juego nos muestra un abanico de posibilidades que, de haber sido desarrollado correctamente y con tiempo, resulta impresionante.

La historia es sencilla y típica de juegos de temática post-apocalíptica. Encarnamos a Adam, un padre que busca a su mujer y a su hija a través de los restos de la ciudad de Haventon. En su camino se cruzan otros personajes que harán que la aventura dé un giro y, prácticamente, se abandone la idea de buscar a nuestra familia. I am Alive es un juego que está, siendo generosos, al 25% de lo que debería haber sido ya que hasta la historia está inconclusa y termina de forma precipitada, sin sentido.

290786-i-am-alive-1280x720En definitiva, I am Alive es un juego con una grandísima idea detrás pero completamente abandonado por Ubisoft, la cual no ha sabido ver que en I am Alive existe, de fondo, una premisa tan interesante y potente como The Last of Us. Una verdadera lástima que nos dejará un amargo sabor de boca al terminar, si es que a su “final” se le puede catalogar como final.”

NOTA: 6/10.