[ANÁLISIS] Snoopy’s Grand Adventure

Snoopy es un perro muy particular creado por el norteamericano Charles M. Schulz en 1950. Desde entonces, ha dado lugar a infinidad de tiras cómicas, dibujos animados, películas e incluso videojuegos. De hecho, el universo de Snoopy fue concebido más para adultos que para niños, ya que, en parte, encierra algo de crítica, aunque no al nivel de otras producciones. Sin embargo, desde hace unos años hasta hoy, Snoopy se ha dejado ver poco y las veces que lo ha hecho ha sido en clave demasiado infantil, enfocado hacia un público de baja edad y resultando anodino para el resto del mismo.

Responsable de ello es la película de 2015 llamada Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts, que si bien es un film notable, su halo infantil es más evidente que en otras producciones, cinematográficas o no, del famoso perro ideado por Schulz a mediados del siglo pasado. Y precisamente de dicha película nace precisamente este videojuego: Snoopy’s Grand Adventure, lanzado para multitud de plataformas pero con unas ventas bastante discretas.

Desarrollado por el experimentado estudio canadiense Behaviour Interactive, Snoopy’s Grand Adventure, sin embargo, da la sensación de ser un juego realizado prácticamente por principiantes que se han atrevido con el recurrente motor Unity y que no han sabido captar la esencia de Peanuts en prácticamente ningún momento, algo que sí han hecho otros títulos como Snoopy vs the Red Baron (Smart Bomb Interactive, 2006) y Snoopy Flying Ace (Smart Bomb Interactive, 2010).

Casi todos los niveles siguen los mismos esquemas.

Gráficamente es un videojuego correcto, sin grandes alardes y decente para ser un plataformas 2D de scroll horizontal. Sin embargo, es cierto que para un videojuego de este tipo quizá se pida un poco más, y no me refiero precisamente a la calidad técnica del título, que al fin y al cabo es algo totalmente secundario en este tipo de juegos.

Con lo que me refiero a que hay que exigirle algo más es precisamente al diseño de niveles, bastante anodino y sencillo para tratarse de un plataformas, y esto es algo que está íntimamente ligado a la jugabilidad, pero que también tiene mucho que ver con el diseño artístico. Da la impresión de que Behaviour Interactive ha hecho el juego sin ganas, para salir del paso e intentar arañar unas cuantas ventas gracias a la película. Además, no existe un hilo conductor entre los escenarios y da la constante sensación que nada importa, y todo esto se carga la experiencia.

La esencia de Snoopy podría haberse captado mucho mejor.

Es un plataformas en 2D de scroll horizontal pensaréis muchos, tampoco hay que exigirle mucho más allá de que cuente con un buen apartado jugable, pero es que ese argumento quizá era válido en la década de los 80s y los 90s, hoy día, casi en los años 20 del siglo XXI considero que hay que pedirle bastante más a un videojuego, sea del género que sea y cuente con el presupuesto que cuente. Me duele bastante ver un universo como el de Peanuts plasmado de forma tan sosa en un videojuego que, en principio, podría tener un buen potencial, ya que un plataformas en 2D siempre es una buena noticia para cualquier tipo de jugador.

A nivel sonoro cumple su cometido sin prodigarse demasiado. Su banda sonora es muy discreta, con melodías algo repetitivas que, al menos, cambian entre nivel y nivel. Los efectos sonoros también son escasos, pero cumplen y están en la línea de todo lo audiovisual relacionado con Snoopy. Y, por último, destacar que el juego está completamente localizado al castellano incluyendo las voces, aunque sean muy escasas.

La jugabilidad es, digamos, el plato fuerte de Snoopy’s Grand Adventure, lo cual es una mala noticia si has llegado leyendo hasta aquí y todavía pensabas comparte el juego. Y, ojo, no es un mal juego para un público infantil, pero sí que lo es para un público adulto por muy fan de Snoopy que se sea -como es mi caso particular-.

Estamos ante un plataformas 2D de scroll horizontal puro y duro en el que nuestro objetivo será llegar al final del nivel con la máxima puntuación posible, la cual se traduce en recoger grageas de color -un total de 300 por nivel- así como una serie de coleccionables en un total de seis mundos diferentes y, como comenté antes, muy poco inspirados. Al final de cada mundo habrá un enfrentamiento con el jefe final de turno, que si bien son interesantes, la dificultad es tan baja que harán que perdamos todo el interés en los mismos.

El cuarto mundo “Cielos de París” es, sin duda, el mejor de todos.

Y es precisamente esa dificultad tan baja la que hace que Snoopy’s Grand Adventure se libre de la quema absoluta por décimas, ya que podría ser una buena alternativa para introducir a los más pequeños de la casa en el mundo de los videojuegos dentro de un universo amable hasta decir basta. Para los más grandes, Snoopy’s Grand Adventure resulta absurdamente sencillo, lejos de ser el reto que cualquier plataformas en 2D podría darnos.

Uno de los atractivos del apartado jugable es que será necesario desbloquear todos los trajes de Snoopy para poder completar el juego al 100%. Esto lo hará muy rejugable para los más pequeños, pero para los adultos puede resultar incluso tedioso, ya que el juego ofrece pocos atractivos para ser rejugado una y otra vez. Por último, destacar que es posible jugar en cooperativo, lo cual le aporta un valor extra al juego de Behaviour Interactive.

Al respecto de la historia hay muy poco que destacar y he aquí otro fallo del juego. Es cierto que este tipo de videojuegos plataforma no precisan de una buena trama ya que la jugabilidad es la verdadera protagonista, sin embargo en Snoopy’s Grand Adventure no nos queda claro exactamente qué pasa salvo que los amigos de Snoopy han desaparecido y nosotros, encarnando al simpático perrete, tendremos que rescatarlos de cada uno de los mundos en los que se encuentran atrapado.

Así pues, si estáis buscando un juego que siga los pasos de la película de 2015 este no lo es ya que, aunque aprovecha el tirón del film, no tiene nada que ver.

Existen momentos acuáticos, pero no están muy bien aprovechados.

En definitiva, Snoopy’s Grand Adventure es un título aconsejable exclusivamente para los más pequeños, ya que es una buena forma de que se introduzcan en el mundo del videojuego con todas las garantías posibles. Para los mayores no ofrece ningún tipo de atractivo, ya que es demasiado sencillo a todos los efectos.

NOTA: 5/10.

Anuncios

[COMPRA] Mayo ’17 – Privalia y GAME

En estos dos últimos meses me estoy haciendo con un buen número de juegos a pesar de tener tantos pendientes. El motivo de ello es precisamente por miedo a una más que posible especulación con los mismos o, sinceramente, que son jugosas ofertas cuyo precio me parece justo a la par que bajo. A mi favor he de decir también que estoy deshaciéndome de algún que otro juego que no ha acabado de convencerme y sobra en mi colección, por lo que en alguna que otra ocasión es “lo comido por lo servido”.

Este mes únicamente he comprado juegos en dos tiendas diferentes, y lo cierto es que esto va a variar poco de ahora en adelante debido a malas experiencias con alguna que otra -en breve os dejaré una interesante entrada sobre los riesgos que supone comprar en tiendas como CeX-. En lo sucesivo me voy a ceñir a GAME, XtraLife y poco más, la verdad: no quiero sorpresas.Aprovechando una serie de ofertas de Privalia en videojuegos -que son casi siempre muy recomendables, aunque salen cada mucho tiempo- me hice con varios juegos a los que les tenía echado el ojo desde hace tiempo. El primero de ellos fue la Edición Coleccionista de Silence para PS4 que compré por 15,99€ -precio ultra barato, en internet no baja de los 40€- y que contiene el juego, la banda sonora, dos postales, un póster, un ‘artbook’ y unas pegatinas. Más abajo podéis ver un vídeo con el ‘unboxing’ de esta edición. También aproveché para hacerme con Legend of Kay Anniversary para Wii U por 7,99€, otro de esos juegos ultra-especulados que no bajan de precio de segunda mano en internet y que son complicados de encontrar en determinadas tiendas. También por 7,99€ compré Adam’s Venture Chornicles para PS3, uno de esos juegos que tienen mala pinta pero que a mi, sin embargo, me llaman bastante la atención. Y, por último, a pesar de que ya lo tengo en Wii -consola que me tiene secuestrada mi novia- compré Ratatouille para PSP por 3,99€, que es precisamente el juego que no se ve en la foto por el reflejo.

Un día que fui a GAME aproveché para pasarme antes por Carrefour y hacerme con Snoopy’s Grand Adventure para Xbox One por 10€. Probablemente no sea un gran juego pero, desde pequeño, me encanta Snoopy y todo lo relacionado con el universo creado por Schulz. Llevaba muchísimo tiempo queriendo probarlo -de hecho pedí en vano su análisis para IGN España- y ahora, por fin, tengo la oportunidad.

Por último, en GAME compré diferentes títulos ‘indies’ -si se les puede llamar así- que temía perder a medio plazo. Estos son N.E.R.O. Nothing Ever Remains Obscure para PS4, que me salió por 9,95€ “nuevo”, y digo “nuevo” porque me lo dieron abierto asegurándome que era nuevo y que era el último, un clásico de GAME. Reus también para PS4 y también por 9,95€. El Mundo de Nubla para PS4 por 14,95€, el juego oficial del Museo Thyssen Bornemisza de Madrid, del que os hablaré en breve por aquí. Teslagrad para PS3 por 4,95€, un juego del que todo el mundo habla maravillas. Y, por último, la obra maestra de Tequila Works: RiME para PS4, que lo compré de lanzamiento pro 29,95€ y que analizaré en breve para el blog.