[ANÁLISIS] #KILLALLZOMBIES

killallzombies-announced-for-ps4_mfs8.640

Análisis publicado en IGN España el 15 de agosto de 2016.

Siempre que sale el tema a colación, ya sea por un avance, análisis, artículo o mera conversación, digo lo mismo: el fenómeno indie está aportando mucho más a la industria de lo que alcanzamos a comprender en primera instancia. No debemos concebirlos como un mero entretenimiento low-cost para pasar el rato entre tanto triple a, sino más bien verlos como un laboratorio de pruebas a la par que una explosión de originalidad sin barreras por parte de los desarrolladores. Sin embargo, últimamente parece haberse abandonado esta romántica concepción del fenómeno y muchos estudios están teniendo una peligrosa tendencia a la relajación. Este es el caso de #KILLAZOMBIES que, si bien no es un mal juego, no aporta demasiado al panorama independiente en consolas de sobremesa o PC. Pero no te vayas todavía -no te vayas por favor- que te contamos el por qué de esta afirmación.

El estudio responsable de #KILLAZOMBIES es Beatshapers Ltd., un equipo ucraniano que lleva algo más de diez años en esto de los videojuegos. Comenzaron en el año 2006, sin embargo su actividad de peso no llegó hasta 2009, año en el que empezaron a desarrollar títulos ‘minis’ para PSP, PS3 y, posteriormente, PS Vita. Ahora, bajo el amparo de Digerati, se han lanzado hacia más plataformas con el título que hoy nos ocupa.

Lo mejor de #KILLAZOMBIES es su espíritu arcade, el cual desprende por cada ‘poro’ del juego. La premisa es sumamente sencilla y nos invita a disfrutar sin darle demasiado al coco, algo que a veces resulta más que necesario. Beatshapers nos propone algo simple: meternos en un cuadrilátero repleto de zombis y sobrevivir todo lo que podamos. Esto es #KILLAZOMBIES, realmente no hay mucho más allá de esta propuesta. El menú inicial nos da pocas opciones: jugar, configurar, estadísticas y ranking.

Yendo a lo que nos interesa -jugar- encontramos tres modos de juego diferentes; el primero de ellos es el modo ‘survival’, en el que nosotros solos tendremos que sobrevivir a un número indeterminado de hordas zombis hasta que, irremediablemente, caigamos ante la putrefacta marabunta. El segundo de ellos es el modo ‘vault defence’ cuya esencia es similar al anterior pero cambiando nuestra salud por la defensa de un refugio, también en el mismo cuadrilátero. Y, por último, está el modo ‘cooperative’ que, como bien habréis adivinado, radica en jugar con un compañero que tiene estar físicamente con nosotros, jugando desde la misma consola, haciendo uso de la pantalla principal. Y no, #KILLAZOMBIES no tiene multijugador online, al menos por el momento.

image1

Estos tres modos varían muy poco entre sí y la jugabilidad es prácticamente idéntica para los tres. Como hemos comentado, la acción se desarrolla en un cuadrilátero casi sin ningún atrezzo que tiene cuatro ‘bocas’ por las que entrarán nuestros queridos no muertos. El objetivo es sobrevivir el máximo tiempo posible pero, para ello, los ucranianos de Beatshapers han introducido una serie de elementos que hacen la experiencia algo más interesante. El primero de ellos es que, aleatoriamente, irán apareciendo armas o salud por el escenario. Normalmente comenzamos con una simple pistola automática que resulta insuficiente para matar a tantos zombis por lo que, de vez en cuando no nos vendrá nada mal que aparezca una ametralladora pesada o un cañón de plasma en medio del mismo. El segundo elemento, y el más importante, es la subida de nivel de nuestro personaje; mientras más zombies vayamos matando subiremos de nivel e iremos desbloqueando nuevas armas o habilidades completamente necesarias para aguantar un poco más en el escenario. Cuando la partida termina se nos da una puntuación y nos meterán en el ranking mundial.

El control es sencillo y bastante intuitivo, de hecho con una combinación diferente #KILLAZOMBIES no resultaría una experiencia gratificante a nivel jugable. En Xbox One, con el joystick izquierdo (L) nos moveremos, con el derecho (R) disparamos, con A usaremos nuestro poder, con X reviviremos, con Y subiremos de nivel y con RB recargaremos el arma.

image2

El problema en la jugabilidad viene cuando vemos que el título no puede dar más de sí y el interés por el mismo decae a las pocas horas de jugar. A primera vista podría parecer una especie de Dead Nation (Housemarque, 2010) pero esta idea rápidamente se disipa al ver que todo se ciñe al cuadrilátero genérico para todas las partidas. Si al menos hubiese un modo online esto tardaría más en ocurrir, pero con #KILLAZOMBIES necesitaremos siempre a nuestro amigo, familiar o pareja para hacer uso del multijugador, y no siempre están dispuestos ¿verdad?

El trasfondo del título es sumamente pobre, no lo necesita pero no hubiese estado nada mal tematizar un poco el juego. #KILLAZOMBIES por si solo no nos da ninguna información, simplemente nos mete en la arena y nos echa a los hambrientos zombis. Sin embargo, en la store encontramos esta breve descripción: “En un futuro lejano, #KILLALLZOMBIES ha empujado a los civiles a participar en un deporte de supervivencia en el que se libera a una población zombie hambrienta en virtud del entretenimiento deportivo. Con un potencial de una horda colectiva de más de 1,000 zombis, los telespectadores votan sobre cuántos y qué tipo de zombies u obstáculos quieren desenjaular para hacerte la supervivencia aún más difícil”. Ante esto, tras jugar, no nos queda otra cosa que decir que “pues vale”. Esto no está ni mal ni bien, únicamente es una advertencia para aquellos que piensen que el título ucraniano cuenta con alguna premisa argumental.

Gráficamente tampoco sorprende aunque, de nuevo, no lo necesita. No estamos ante un título puntero ni mucho menos, pero tampoco daña a la vista ni mucho menos. Es nítido y fluido, con efectos relativamente interesantes; no le podemos pedir más. Sin embargo, nos vais a permitir cuestionar su apartado artístico, por llamarlo de alguna manera ya que, personalmente, creo que carece del mismo -sé que es imposible, pero tenía que decirlo-. Es un juego sin personalidad alguna, el escenario es pobre y vacío hasta decir basta y los modelos, tanto de zombies como de personajes, no presentan ningún interés. Aparte de zombies y tiros, en pantalla aparecen de vez en cuando algunos elementos como torretas -puestas por nosotros-, ambulancias o furgonetas muy genéricas que lastran, todavía más, este apartado.

image5

A nivel sonoro también nos encontramos ante un videojuego que peca de simple. En primer lugar la banda sonora se reduce a un tema muy cañero que suena en el menú principal sin cesar, muy al estilo de Paranautical Activity -otro título indie respaldado por Digerati-. Los efectos son pocos pero cumplen su cometido con solvencia. El título no se encuentra localizado al castellano pero, en este caso, me parece una decisión más que correcta ya que, sencillamente, no lo necesita para nada.

EL VEREDICTO

#KILLAZOMBIES es un juego sencillo que no pretende ir más allá de lo que nos propone. Es un título para descargar tensión acumulada, para desfogarse ante la pantalla matando miles de zombis. Su vertiente cooperativa local resulta interesante pero se echa en falta un modo online.

Lo mejor:

  • Sencillo y directo.
  • Buen control, muy intuitivo.
  • Perfecto para descargar tensión.
  • Acción pura…

Lo peor:

  • … pero sin trasfondo o historia.
  • Resulta repetitivo, se pierde el interés rápidamente.
  • Técnicamente parece de dos generaciones atrás.
  • Apartado artístico muy flojo.

NOTA: 6/10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s