Rallies y videojuegos: un repaso a toda velocidad (1)

Reportaje publicado en IGN España el 4 de abril de 2015.

Desde prácticamente sus orígenes, los videojuegos han intentado simular determinadas profesiones, hobbies o situaciones, intentando acercar al jugador al mayor número de experiencias posibles. Hoy día, con la gran cantidad de simuladores low cost alemanes, podemos desempeñar casi cualquier trabajo o hobby desde nuestro sistema: llevar grandes camiones por las autopistas de toda Europa con Euro Truck Simulator, pilotar todo tipo de aeronaves con simuladores como Flight Simulator, convertirnos en cirujano, granjero, basurero, gruista o ingeniero espacial.

Con los videojuegos todo es posible y eso lo sabemos todos los enamorados de este mundo. Por eso, los deportes no iban a ser menos, si podemos ser ingeniero espacial también podemos ser piloto de Fórmula 1 o atleta en los Juegos Olímpicos, por nombrar algunos que no sean futbolista o jugador de baloncesto. Deportes hay tantos como géneros de juegos, para aburrir. Pero hay un deporte de motor que, para los amantes del campo, el barro y los vehículos de cuatro ruedas sin pretensiones sobresale por encima del resto y ese es el rally.campeones_p26dEste deporte del motor se lleva disputando desde finales del siglo XIX, cuando aparecieron los primeros coches tal y como los conocemos hoy día. Como todos sabemos, se disputa en todo tipo de terrenos: gravilla, arena, asfalto, tierra… el rally, desde su época dorada en los 80, tiene un buen número de seguidores en todos los países y es un verdadero espectáculo para la vista, el oído y el corazón. Desde que esta competición caló hondo en los corazones de medio globo, el mundo de los videojuegos supo aprovechar con gran éxito la esencia de los rallies, dejándonos un gran número de videojuegos que, por desgracia, han ido de más a menos en cuanto a calidad. Esta semana en IGN España nos ponemos el mono de competición, nos abrochamos el cinturón y salimos a recordar las mejores etapas del rally en el mundo de los videojuegos. No están todos los que son, pero todos y cada uno de ellos tiene algo que los hace especiales.

  • Camepones del Mundo de Rallies (1985 – Amstrad)

A mediados de los años ochenta no había mejor aprendizaje que el método del ensayo y error. Y eso fue lo que aprendió Paco Suárez, autor de La Pulga, cuando desarrolló Campeones del Mundo de Rallies para Indescomp. El juego, aparecido en Amstrad en 1985, fue un gran desconocido incluso en nuestro país —el hecho de que fuera exclusivo del microordenador de Alan Sugar explica muchas cosas en un país eminentemente spectrumero— pero se puede considerar el primer exponente del género hecho en nuestras fronteras.

Un primer exponente que nació lastrado de fábrica. ¿Por qué? El título no sigue al coche con una cámara cenital cuyo scroll va siguiendo al vehículo sino que debemos transitar por el circuito en cuestión pantalla a pantalla. Imaginad el desastre que se puede producir a más de cien kilómetros por hora y teniendo que entrar a ciegas en una pantalla cualquiera.

  • Thrash Rally (1991 – NeoGeo)

Para ser un juego de Neo GeoThrash Rally no puede presumir de potencia gráfica —Neo Drift Out, por ejemplo, era un título mucho más vistoso—. Pero era en su jugabilidad donde el título ganaba muchos enteros. Estamos ante uno de esos juegos donde la conducción frenética nos obligará a estar pendientes en todo momento de las indicaciones de nuestro copiloto para no estrellarnos contra el paisaje que tenemos a nuestro alrededor. Sin duda, una joya que merece la pena rescatar de tanto en cuanto.

thrash-rally_evby

  • World Rally Carlos Sainz (1993 – Arcade)

Aunque suene chovinista, España ha sido siempre cuna de grandes deportistas y pilotos, un buen ejemplo de ello es precisamente Carlos Sainz junto con su copiloto Luis Moya en el mítico Toyota Corolla. Conocido como “el rey” del WRC, Sainz obtuvo grandes victorias tanto en el mundo del rally como en el Dakar, siendo considerado, en su momento, el mejor piloto de rally.

Es por ello que en 1993 Gaelco lanzaba al mercado uno de los mejores arcades de rallies que se han realizado nunca, licenciado con el nombre de Carlos Sainz. Fue un clásico en las recreativas de la época y el coche protagonista era el Toyota Celica.

Difícil como él solo, World Rally Carlos Sainz era un arcade puro y duro, alejado de la simulación y un tragamonedas de los grandes. Un apartado técnico resultón, curvas imposibles, perspectiva isométrica y una jugabilidad absorbente eran los ingredientes de este mítico arcade. Diversión sin precedentes, te sumergía en los cuatro rallies que tenía disponible, cada uno con una dificultad diferente: Rally de San Remo (Fácil), Rally de Monte Carlo (Normal), Rally de los 1000 lagos (Experto) y Rally Acrópolis (Difícil). Como punto y final recalcar que Gaelco liberó el juego hace años y a día de hoy es posible jugarlo legalmente en un emulador de Mame.

  • SEGA Rally (1994-2008 – Arcade, SEGA Saturn, DreamCast, PC, PS2, PS3, Xbox 360, PSP)

Los primeros pasos del arcade de rallies por excelencia se iniciaron en 1994 para la placa SEGA Model 2. El auge del mundo del rally era evidente en aquellos momentos, el grupo B había calado muy fuerte en los aficionados -y había traído a nuevos-. Llegar a un salón recreativo era sinónimo de encontrarnos con múltiples juegos de rally o de motos, y desde luego SEGA no iba a ser menos, en plena cresta de la ola como se encontraba. El primer SEGA Rally sorprendió por su apartado técnico y su jugabilidad arcade, además la máquina venía equipada con un asiento y volante, junto con el cambio de velocidades. Constaba de tres escenarios diferentes: Desierto, Bosque y Montaña, cada uno con una dificultad diferente. Fue un éxito absoluto y uno de los reyes de los salones en su momento, de hecho luego se porteó a SEGA Saturn, convirtiéndose este título en una de las principales razones para hacerse con una Saturn. Tal fue su éxito que no es demasiado complicado de encontrarse con un SEGA Rally original en algún que otro salón.segarally_rdd8El primer título había resultado ser un éxito y PlayStation ya había anunciado un título muy potente para finales de 1998 –Colin McRae Rally– por lo que a comienzos de 1998 SEGA lanzaba al mercado SEGA Rally 2 en un inicio para su arcade Model 3 y porteado un año después para Dreamcast, convirtiéndose en otra razón de peso para hacerse con la consola de SEGA. El título incluía nuevos vehículos así como nuevos escenarios con condiciones climatológicas adversas, convirtiéndose en un espectáculo técnico en toda regla. Al igual que el primer SEGA Rally, esta segunda parte también incluía su máquina propia en los salones y es bastante común encontrarnos hoy día con una de ellas.

Rendida ante la evidencia, SEGA se convirtió en una desarrolladora third party así que en 2006 desarrolló un título exclusivo para PlayStation 2: SEGA Rally 2006. Con un lavado de cara total e incluyendo licencias oficiales, así como nuevos circuitos y coches, SEGA Rally 2006 se convertía en una gran alternativa arcade a World Rally Championship en la consola de Sony, aunque fuese lanzado al final de la vida útil de la misma.

La nueva generación había llegado y, ante la ausencia de un catálogo de rally en esta, SEGA aprovechó para lanzar una revisión de su clásico, bautizándolo como SEGA Rally simplemente. Se lanzó en 2007 para diferentes plataformas: PS3, PSP, Xbox 360 y PC. Visualmente entraba por los ojos en todas sus versiones, su control se había hecho algo más benévolo con el jugador e incluía una gran cantidad de circuitos y vehículos, así como diferentes modos de juego. Una versión muy similar fue lanzada en máquinas arcade, llamándose SEGA Rally 3, la cual contaba también con un modo online en PS3 y Xbox 360.

  • Screamer Rally (1997 – PC)

Hubo una época en la que Milestone realizaba juegos decentes e incluso muy buenos juegos, y Screamer Rally es buena prueba de ello, lanzado en 1997 para PC, como respuesta al creciente éxito que estaba teniendo SEGA con sus rallies arcade. Gráficamente, Screamer Rally era un juego muy potente, con unos paisajes variados, muchos de ellos inspirados en la Toscana italiana y con un total de siete circuitos disponibles. Se hace uso de sombras reales, reflejos en el agua, partículas de hierba o barro que saltan cuando cortamos el terreno con el coche… visualmente en 1997 era un espectáculo en nuestro PC.

Los vehículos no están licenciados y están inspirados en clásicos del rally como el Toyota Celica, Lancia Delta o Renault Megane. Estamos ante un arcade puro, con una jugabilidad que atrapa desde el primer momento, resultando muy intuitiva para el usuario, a pesar de ser un juego lanzado exclusivamente en PC -por lo que, en la época teníamos que jugar con teclado o con joystick-. Screamer Rally era una buena alternativa en PC para aquellos que no querían bajar al salón a dejarse unas cuantas monedas.

Y terminamos esta semana quedándonos a las puertas de los “simuladores de rally”. El constante auge del mundo del videojuego, la llegada de Sony al mercado doméstico, la sombra de Carlos Sainz en España, el protagonismo de otros pilotos como Colin McRae, Tommi Mäkinen o Richard Burns, los nuevos coches de rallies alejados del mítico grupo B… todos estos ingredientes serían la fórmula perfecta para que se lanzasen al mercado una nueva hornada de títulos alejados del arcade, centrándose en la simulación y alcanzando niveles técnicos muy complejos. No os desabrochéis el cinturón aun que la semana que viene tenemos más rally en IGN España.

REPORTAJE EN IGN ESPAÑA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s