[ANÁLISIS] The Evil Within

evil-withinPrácticamente un mes después de su lanzamiento ya nadie habla de The Evil Within o Alien Isolation, los Survival Horror que ocuparon artículos y artículos en revistas, blogs e incluso periódicos. Así funciona la industria del videojuego a veces, es algo inevitable. El lanzamiento del polémico Assassin’s Creed Unity -y sus bugs- junto con el lanzamiento del esperado Dragon Age Inquisition ha hecho que The Evil Within, junto con sus seguidores y detractores, queden en un segundo plano. Llego un poco tarde pero, por si alguien se ha quedado rezagado, aquí viene el análisis del Survival de Tango Gameworks.

El lanzamiento de The Evil Within estuvo en boca de todos debido a que mucha gente esperaba de él un Survival Horror puro, de la vieja escuela. Que al mando de este proyecto estuviese Shinji Mikami -junto con su estudio Tango Gameworks- famoso por ser el artífice de gran parte de la saga Resident Evil y de Dino Crisis. Tras las continuas decepciones que se han llevado los seguidores de este género con los últimos Resident Evil o Silent Hill -aunque estos entrarían más en el terror psicológico que en el Survival Horror- era evidente que este título, apoyado por Bethesda Softworks, se esperaba como agua de mayo.

Pero una vez lanzado al mercado hubo una parte de la crítica y el público que se cebó con la obra de Mikami. Entre las críticas más comunes estaban las siguientes:

  • Críticas hacia su apartado técnico, tanto en consolas de la pasada generación, como de la actual, como en PC. Estas críticas se centraban sobre todo en cargar contra el aspecto granulado, con aire a VHS, que ofrece el juego de primeras. También se criticó profundamente las franjas negras horizontales que le daban un toque cinematográfico al juego. Y, por supuesto, el apartado gráfico en sí, para muchos considerado como pobre.
  • Otras críticas cargaban directamente contra su concepto de Survival Horror, asegurando que no era un digno sucesor de Resident Evil y que no estaba dentro del género.
  • Y, por último, algunas críticas bastante comunes también se centraban en la jugabilidad del título. Para muchos, tosca, impersonal, lenta…

Sea como sea, The Evil Within ha dividido al público en dos. Una gran parte lo defiende como un gran juego y otra parte lo critica en exceso basándose, sobre todo, en el concepto de: “cualquier tiempo pasado siempre fue mejor“. Veamos hoy un punto intermedio.

The-Evil-WithinGráficamente es cierto que no estamos ante un videojuego que nos conquiste por su apartado técnico, al menos en Xbox One -y por lo que he podido ver ocurre casi lo mismo en PS4 o PC-. El juego podría pasar perfectamente por un título de mediados de la 7ª generación en determinados aspectos, aunque también sorprende en muchos otros gracias, sobre todo, al juego de luces y sombras del que hace gala, el cual le aporta bastante profundidad al título y encaja perfectamente con su atmósfera. Aunque es cierto que abusa del gore y, en determinados momentos, el juego no es más que una intensa mezcla de casquería y violencia sin ningún ápice de Survival Horror.

Nuestro personaje junto con el resto de secundarios se encuentran bien modelados, de hecho el detective Castellanos se encuentra sumamente detallado y muchos de sus movimientos resultan convincentes. Respecto a los enemigos hay de todo; desde jefes de nivel con un nivel de detalle y diseño increíble hasta enemigos genéricos que chirrían técnicamente al acercarse. Con los escenarios ocurre más de lo mismo, encontramos niveles que son un verdadero alarde de imaginación y buen trabajo frente a otros que se reducen a llevarnos por pasillos casi vacíos que se repiten una y otra vez. Por lo tanto, el apartado gráfico de TEW es un campo con claroscuros al que se le podría haber exigido más tanto en PS3/Xbox 360 como en PC/nueva generación.

El apartado sonoro brilla por si solo y es uno de los grandes puntos fuertes del juego. Nos encontramos ante un título perfectamente doblado al castellano, con voces muy conocidas y bien escogidas que encajan a la perfección con cada personaje. Por si esto fuera poco también tenemos una banda sonora que lo ambienta de maravilla y que cuenta con unos temas muy característicos que no dejaremos de tararear en nuestra cabeza.

La jugabilidad de The Evil Within es, para muchos -y para un servidor- la evolución lógica del género. Nos encontramos ante un gameplay que conserva lo más característico de los clásicos Survival Horror junto con otros añadidos prestados de third person shooters, pero que nadie piense que estamos ante una especie de Uncharted de terror.

Algunas críticas que la tildan de ortopédica tienen razón, aunque es un apartado que cumple sobradamente y que, al poco tiempo de estar jugando, se adapta sin problemas a cualquier jugador. El juego cuenta, de principio, con tres niveles diferentes de dificultad y, os puedo asegurar que, para alguien que no esté acostumbrado a los Survival Horror, el modo fácil resulta incluso complicado en determinados tramos. Por otro lado cabe mencionar también que el juego resulta agobiante en muchos momentos, debido al cóctel perfecto entre jugabilidad, banda sonora y ambientación que, aunque contemos con suficiente munición en muchos momentos, puede llegara desesperarnos y hacer errar hasta en los disparos más sencillos. Esa sensación de inseguridad, de dificultad, de nervios al fin y al cabo, está bastante conseguida en los diez primeros capítulos del juego pero se pierde desgraciadamente en los cinco últimos, dejándonos un producto “made in Japan” que gustará a muchos y que disgustará a otros tantos -entre los que me incluyo-.

La historia es uno de los puntos flojos del título de Tango Gameworks y me explico; por un lado comenzamos de manera magistral ante una gran incógnita que querremos descubrir capítulo a capítulo -un total de 15-. Pero, conforme avanza la aventura, se va enredando cada vez más, dejándonos con la miel en los labios al final de cada capítulo como si de una serie de JJ Abrams se tratase. Al final de esta se esclarecen muy pocos detalles sobre la misma y el grueso, lo importante de la historia, se deja bien a nuestra imaginación o bien se pierde entre detalles que un servidor no ha podido descifrar durante la aventura. The Evil Within comienza de manera magistral y se mantiene con gran nivel en los primeros capítulos pero luego va enredándose tanto, tirando de muchos clichés del género, que termina por no explicar prácticamente nada.

En la historia encarnamos al detective Sebastian Castellanos que junto con sus compañeros Kidman y Joseph acuden a una llamada de emergencia que proviene del psiquiátrico Beacon de Krimsom City. Una vez están llegan allí se encuentran con que tanto policías, como enfermos, como personal del psiquiátrico están muertos. A partir de este momento comienzan a sucederse una serie de extraños sucesos dentro del recinto y nosotros, como Castellanos, nos veremos estrechamente relacionados con ellos.

2443256-the+evil+within+screenshot+(2)_1383569085En definitiva, The Evil Within podría haber sido, para muchos, el Survival Horror definitivo pero muchas de sus críticas resultan muy injustas y basadas, sobre todo, en compararlo con los grandes clásicos del género. La obra de Mikami tiene el suficiente atractivo como para atraer tanto a los incondicionales del género como a un nuevo público que haya tocado pocos Survival Horror. Lo que sí resulta una verdadera lástima es lo de su historia, con un tramo final tan desconcertante como decepcionante.

NOTA: 8/10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s