[ANÁLISIS] Super Mario Galaxy

smgalaxy1A día de hoy, con Wii más que consagrada y amortizada, es raro encontrar una lista sobre el catálogo de esta consola donde no aparezca una de las joyas de su corona: Super Mario Galaxy. A Nintendo se le ha criticado -y se le sigue criticando- largo y tendido por no salir de sus sagas, personajes o no innovar, este son algunos de los argumentos esgrimidos por los detractores de la compañía nipona.

En el E3 de 2006, con toda la vorágine de Xbox 360 o PlayStation 3, donde todas las miras estaban puestas en el apartado técnico de los juegos, se presentaba, por primera vez, Super Mario Galaxy y su sistema de gravedad ideado por Shigeru Miyamoto. Aun así, a la gran N se le criticó el apartado técnico, a años luz de los sistemas de Sony y Microsoft, más cercano a GameCube que a la nueva generación, y que fuese un nuevo Mario más.

Pero Super Mario Galaxy, una vez lanzado al mercado en noviembre de 2007 -es decir, hace 7 años ya- fue rápidamente aclamado por prensa y público, convirtiéndose en un éxito de ventas, una razón de peso para hacerse con una Wii y uno de los mejores plataformas 3D de la historia de los videojuegos. Nintendo había reinventado la fórmula y había llevado las plataformas un paso más allá, nutriendo el catálogo de Wii y demostrando que los personajes clásicos también pueden reinventarse con éxito. Miyamoto no solo llevó a Mario más allá, sino que creó una nueva saga: Galaxy.

Super-Mario-Galaxy-2-–-Nintendo-WiiGráficamente, Super Mario Galaxy luce a un buen nivel pero, evidentemente, a años luz de lo que se podía ya ver en 2007 en sus rivales o en el PC -recordemos que Crysis se lanzó a la par que Super Mario Galaxy-. Pero Mario Galaxy tiene un apartado técnico muy fluido, sin colapsos ni ralentizaciones, así como ausencia de bugs en una partida convencional. Cabe destacar, ante todo, su colorido y diseño, una verdadera obra de arte a todos los efectos.

En Mario Galaxy no hay niveles propiamente dichos sino galaxias y planetas, cada uno completamente diferente del otro y estamos hablando de 42 galaxias, es decir, 42 niveles extensos y muy detallados.

El apartado sonoro es otra maravilla, Mario Galaxy cuenta con una rica banda sonora, compuesta por Mahito Yokota, repleta de temas que ambientan los diferentes tramos de la aventura a la perfección, con una calidad increíble y sin la que el juego no sería el mismo. Por otro lado, como viene siendo común, el juego carece de voces propiamente dichas por lo que no está localizado al castellano, siendo las pocas voces que escuchamos en inglés, aunque perfectamente subtitulado. Los efectos sonoros, muchos reproducidos a través del Wiimote, cuentan también con una gran calidad, muy acorde al resultado final del título.

La jugabilidad, no podia ser de otro modo, es el punto fuerte del título. El único mando disponible es el Wiimote junto con el Nunchuck, algo que a muchos -incluido un servidor- les podrá parecer, de primeras, un contratiempo pero el control está tremendamente conseguido, casi tanto o mejor que el propio The Legend of Zelda: Skyward Sword, siendo el control uno de los principales reclamos para jugar a Mario Galaxy.

Por otro lado, el juego se basa en un sistema de niveles -como he comentado anteriormente- que no son más que galaxias a las que viajaremos desde el Planetarium que, más o menos, será nuestra base de operaciones. En el juego podremos recoger diversos tipos de ítems, cada uno con una función específica. Así, las monedas nos hacen recuperar la vida, el polvo de estrella funciona como moneda de cambio en determinados momentos y las superestrellas nos permitirán avanzar en la historia. Todo esto, evidentemente, tiene un trasfondo básico pero eficaz.

Además, uno de los atractivos de Super Mario Galaxy es que Mario puede cambiar de estado pudiéndose convertir en abeja, fantasma, volador… con todas las posibilidades que ello ofrece en el desarrollo de los niveles.

La historia, como comentaba, es básica pero efectiva, ya que consigue que nos interesemos mínimamente por ella sin llegar a ser el centro de la aventura ni robar protagonismo a la jugabilidad, que es la principal protagonista del título.

Cada 100 años se celebra el festival de las Estrellas en el Reino Champiñón, la princesa Peach invita a Mario a la celebración, pero justo cuando está llegando aparece Bowser con su gran flota de barcos voladores. No solo secuestra a la princesa, también se lleva consigo al castillo y pone rumbo al espacio a pesar de los intentos de Mario por detenerlo. Una vez ocurrida la desgracia, Mario despierta en un pequeño planeta donde conoce a Estela, que vigila el universo junto con sus estrellas desde su Planetarium, el cual ha dejado de funcionar debido a que Bowser le robó la energía. Así es como comienza Mario Galaxy, con Estela y Mario uniendo sus fuerzas para derrotar, una vez más, a Bowser.

Super-Mario-Galaxy-2En definitiva, Super Mario Galaxy es uno de esos títulos que hacen historia. No hay mejor manera de verlo que jugándolo y superándolo, porque no solo supone una gran aventura sino también un enorme reto. Un videojuego que nos lleva a la esencia pura de esta industria: entretenernos, sin más.

NOTA: 9.7/10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s