Tzar: Historia incombustible de un RTS clásico

Artículo publicado en IGN España el 5 de julio de 2014.

En el género de la estrategia, y más concretamente en el subgénero de la Estrategia en Tiempo Real (RTS), siempre ha habido líderes indiscutibles que, por su calidad, han destacado y, prácticamente, aplastado a sus rivales en números y éxito comercial. Hay nombres íntimamente ligados a este subgénero que son incluso materia de estudio debido a su excelencia; Age of Empires, Warcraft, StarCraft… pero, a caballo entre el  completo éxito y el olvido, con mucho renombre y una comunidad organizada, fiel y constante, se erige el incombustible Tzar, al que hoy, desde IGN España, le rendimos nuestro humilde homenaje.

tzar1_z2fyA finales de los años 90, la Estrategia en Tiempo Real estaba en pleno auge gracias a Ensemble Studios con Age of Empires, muchos estudios intentaron subirse al carro del éxito, entre ellos Haemimont Games, una desarrolladora búlgara, responsable de videojuegos como Imperivm o Tropico 3, que inicia sus andaduras en la industria con Tzar: El Poder de la Corona, lanzado en marzo del año 2000, tras tres años de desarrollo, con el principal objetivo de rivalizar con Age of Empires, en el mercado desde hacía dos años.

En España fue distribuido a bajo precio, y aun se distribuye, desde un primer momento por la mítica FX Interactive, alcanzando elevados números de ventas y un éxito inmediato gracias, en parte, a su precio y a ofrecer una Estrategia en Tiempo Real con toques de fantasía épica.

Tzar lo deja claro desde su artística portada con el mago, el orco, el dragón y el castillo de fondo: estamos ante un título que tiene sus bases en la espada y brujería. Tzar no solo se erigía como un rival a tener en cuenta para Age of Empires, se adentraba también en el mundo de la fantasía épica, rivalizando y reviviendo un género que Blizzard había perfeccionado años antes con Warcraft 2: Tides of Darkness y que ya comenzaba a dar síntomas de limitación técnica.

Tzar era un RTS de pura cepa, esto quiere decir: un modo campaña relativamente sólido, un potente multijugador, un editor de escenarios, múltiples escenarios predefinidos y diferentes modos de partida personalizada. En El Poder de la Corona, el primer Tzar, se desarrolla una trama de conspiración entre reinos medievales con especial hincapié en el mundo de fantasía. Este modo campaña nos lleva a través de diferentes escenarios y sirve como un, muy extenso, tutorial que nos presenta todas las opciones disponibles de Tzar.

tzar2_kn17Al contrario que con Age of Empires, Tzar solo contaba con tres civilizaciones: árabes, europeos y asiáticos, con una clara diferenciación estética y tecnológica entre ellos, aunque con un pilar central básico relativo a posibilidades de victoria. Como en cualquier RTS, cada civilización tiene sus pros y sus contras. Los europeos digamos que son la civilización básica y la protagonista del modo campaña, son fáciles de manejar, cuentan con unidades muy equilibradas en todos sus atributos. Los árabes funcionan como potencia económica y mágica, mucho más que los europeos o los asiáticos, aunque funcionan a “modo tanque”. Los asiáticos tienen las unidades más económicas de todas, por contra su economía es la más débil de todas así como sus unidades.

Como en cualquier RTS, el árbol tecnológico es sumamente importante, no todo es el aspecto militar y el económico, hay que saber administrar los recursos e invertir a largo plazo. Conforme vamos avanzando daremos paso a nuevos edificios, nuevas formaciones, nuevas unidades o nuevas ventajas en general. Los recursos en Tzar son sumamente básicos: oro, madera, comida y piedra, con un limite poblacional de 200 unidades civiles y militares -excepto los asiáticos, que pueden llegar a 300-. Con estos cuatro recursos y el limite poblacional debíamos planificar nuestro pequeño reino altomedieval con el que intentaremos alcanzar nuestros objetivos o aplastar a los enemigos. Un elemento diferenciador, y heredado de los TBS, es que las unidades ganan experiencia conforme más van combatiendo por lo que quizá conviene más un caballero experimentado que un cruzado, o un lancero árabe con muchas batallas a sus espaldas que un guerrero almohade recién creado.

tzar3_wuznLa interfaz estaba cargada de información, pero bien ordenada y clara; en ella encontrábamos los recursos de los que disponíamos, la población, el chat, una pantalla de diplomacia, un indicador de día/noche, el menú de opciones, un minimapa clásico, características de la unidad o edificio seleccionado y diversas acciones que podían realizar cada edificio o unidad. Al ser un RTS, las decisiones se toman con mucha rapidez por lo que una interfaz en condiciones es fundamental.

Tras el éxito de El Poder de la Corona, se lanzaron varias expansiones o reediciones del título que incluían nuevas campañas. El Rey Arturo y Excalibur se centraba en la leyenda del Rey Arturo y trasladaba la experiencia a Tzar a través de una nueva campaña sensiblemente más corta que la original. En España, además de El Rey Arturo y Excalibur se lanzó el mismo año la expansión El Cid y la Reconquista, ambientada en La Reconquista desde sus inicios con la leyenda de Don Pelayo, posteriormente centrándose en la figura de El Cid Campeador y terminando con la conquista del reino de Granada en 1492. Posteriormente se lanzarían Los Dominios de la Magia que se centra más en las unidades tipo “héroe” o El Imperio de Gengis Khan que pone a la civilización asiática como protagonista de esta intensa campaña.

FX, además de El Poder de la Corona, lanzó dos reediciones recopilatorias de Tzar: la Edición de Oro que incluía El Poder de la Corona, La Reconquista y Excalibur y el Rey Arturo; y Anthology que incluye todas las campañas realizadas de Tzar por Haemimont Games hasta la fecha.

El caso de Tzar dentro de los RTS es especialmente curioso ya que muchos disfrutaron de él e incluso se ciñeron exclusivamente a este título, otros lo combinaron con diferentes RTS del momento como pudiesen ser Age of ETmpires o Empire Earth, y otros usuarios se quedaron sin probar uno de los RTS más divertidos de la pasada década.

ARTÍCULO EN IGN ESPAÑA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s