[ANÁLISIS] Medal of Honor: Warfighter

Medal-of-Honor-Warfighter-Co-Op-StoryEn 2007 comenzó una nueva corriente en el mundo de los videojuegos debido a un shooter bastante interesante: Call of Duty 4: Modern Warfare. Este título marcó un antes y un después, generando una corriente que aun sigue muy arraigada: shooters genéricos basados en la guerra moderna y con un enfoque claramente online en el que el modo campaña es meramente testimonial. Podemos encontrar multitud de videojuegos de 7ª generación y PC que siguen estas pautas: la serie Modern Warfare, Ghosts, Black Ops, Battlefield, Medal of Honor e incluso títulos como Halo o Killzone se han subido a este carro definitivamente, por suerte para muchos y desgracia para algunos.

Viendo el panorama, EA decidió que la saga Medal of Honor debía abandonar la temática de la Segunda Guerra Mundial y apuntarse a la nueva moda: el conflicto moderno. Pero, al contrario que el resto de títulos, el nuevo Medal of Honor lanzado en 2010 le daba bastante importancia al modo campaña, inspirándose en operaciones reales y con un mayor mimo en la jugabilidad, sin intentar ser un simulador pero suponiendo un reto mayor y más “realista” que Call of Duty o Battlefield. Aun así, el nuevo Medal of Honor se vendía también a las nuevas corrientes, contando con una campaña bastante corta -en torno a las 5 horas- y dando bastante protagonismo al juego online.

A pesar de recibir críticas mediocres, mientras Call of Duty contaba con el visto bueno de la prensa, Medal of Honor vendió bastante bien y su modo historia terminaba con un final abierto, cargado además de tener personajes bastante carismáticos. Es por eso que en 2012 se lanza la secuela directa de lo visto en 2010, llevándose de nuevo críticas mediocres por parte de la prensa. ¿Está realmente Medal of Honor un paso por detrás de los intocables Call of Duty o Battlefield?

PC_1080p_003Gráficamente, a pesar de hacer uso del Frosbite 2, en consola luce normal. El conjunto queda muy creíble gracias al tratamiento que le da el motor a las luces y sombras. Pero las texturas, en videoconsola, dejan bastante que desear si nos fijamos un poco, a su favor podemos decir, a modo de excusa, que los escenarios del modo historia y del modo multijugador son bastante grandes, lo cual se agradece aunque se tenga que sacrificar parte del detalle gráfico. Por otro lado encontramos con un diseño de escenarios y personajes muy interesante, superior a lo visto en los modos campaña de sus rivales directos.

En tema multijugador está por detrás de Battlefield en cuanto a mapas pero muy por encima de Call of Duty.

A nivel sonoro es un juego bastante notable. El sonido de las armas, explosiones y demás elementos está muy conseguido. El juego está completamente localizado al castellano, con un doblaje muy bueno, lo cual es de agradecer. Por otro lado, la banda sonora del juego es tremendamente sosa, sin más trascendencia que acompañar en determinados momentos de la aventura y siendo fácilmente olvidable.

La historia es de lo mejor que haya visto en este tipo de juego en esta generación. Sigue la historia de Preacher, Mother, Voodoo… los protagonistas del reboot de 2010. Lo bueno de Medal of Honor es que, al contrario que sus rivales, se basa en operaciones reales, lo que le aporta un increíble atractivo para todo aquel amante, de verdad, del mundo bélico. Volvemos a combatir con Tier 1 a lo largo de operaciones a lo largo y ancho del globo, participando, de una manera u otra, en eventos tan trascendentes como el huracán de Filipinas, el secuestro de del Maersk Alabama por parte de piratas somalíes, el atentado terrorista del 11M o la operación en la que murió Bin Laden (esta última inspirada).

En esta nueva entrega se va mucho más allá y se le da importancia a la familia y las relaciones de los protagonistas con ellas. Es un juego que tiene una fuerte carga patriótica y familiar por lo que puede echar hacia atrás a determinados usuarios. En contra también destacar que estamos ante un modo campaña muy corto, no pasará de las 6 horas incluso para el jugador más novato.

La jugabilidad es el otro punto fuerte de Medal of Honor Warfighter, no hay prácticamente mejoras respecto a lo visto en 2010, pero se apuesta por un mínimo realismo, llevando la experiencia del shooter actual algo más allá que con sus rivales directos. Se han introducido más escenas de conducción que, todo hay que decirlo, funcionan de maravilla, con momentos realmente espectaculares. De este apartado poco más hay que destacar más que a la hora de entrar en habitaciones podemos decidir la manera en la que derribaremos la puerta, no tiene demasiada importancia pero estos detalles se agradecen bastante.

medal-of-honor-warfighter-hd-wallpaper-20Concluyendo, Warfighter tiene carencias evidentemente y, por desgracia, esta IP se ha dejado llevar por lo que impera en el mercado: campañas cortas y mayor énfasis en el modo multijugador. Pero esto no es razón para no apreciar que estamos ante un producto más trabajado que sus rivales, con una mayor documentación y mimo pero, eso sí, solo aptos para los amantes del mundo militar.

NOTA: 7/10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s